Ayer nos enfadamos. Mucho. Nosotras y una gran cantidad de deportistas y gentes de a pie.

Ayer tuvimos entre manos uno de los claros ejemplos de incapacidad periodística por parte de Jesús del Rio, que es quien firma esta maravilla de titular. “La lista de buenorras internacionales en los JJOO”.

Le debió de caer algún toque a este individuo, cuando el periódico ha rectificado el titular en su versión femenina. En la masculina, sigue en su situación de buenorros (igual de indignante a nuestro parecer para los deportistas) a hora y fecha desde que se escribe este post.

A la atención del redactor Jefe de EL MUNDO y su periodista de crónica olímpica Jesús del Río.

Nos ponemos en contacto con ustedes para expresarles nuestro más profundo enfado y malestar por la noticia que publicaron sobre la lista de “buenorras internacionales”.

Desde la Asociación para Mujeres en el Deporte Profesional, AMDP, queremos invitar a su “periodista” a hacer pública una disculpa por el tratamiento discriminatorio, machista, sexista de dicho artículo.

Aunque, y entendemos debido a nuestro malestar patente en las redes y al de muchas otras personas, se cambió el titular por las “lista de las atletas olímpicamente atractivas”. Desafortunadamente, el interior del artículo sobre las atletas, sigue estando plagados de comentarios machistas, sexistas, denigrantes. Aquí tiene algunos ejemplos.

Hope Solo.

La Cristiano Ronaldo del fútbol femenino. El atractivo físico de Hope Solo (35) ha generado más expectativa que sus logros deportivos. Algo a lo que las deportistas, desgraciadamente, están más que acostumbradas. Aunque no ha sido esto lo que ha generado polémica en su participación en los Juegos. La futbolista compartió una fotografía tapada de pies a cabeza en sus redes sociales, por miedo al Zica, y enfureció a los brasileños.

Sophie Horn.

Más que su carrera como jugadora de golf, lo que ha llamado la atención de los medios sobre Sophie Horn es su atractivo físico. A estas alturas, no debe quedar nadie que no haya visto ya sus fotografías en ropa interior y bikini. Sin duda, la golfista más buscada en internet…

Decirle, que Hope Solo acaba de celebrar sus 100 partidos sin que nadie la marque un gol. Nos hubiese gustado ver este titular si de un hombre se tratase. Pero en fútbol, en España, seguimos siendo una legión de señores que invisibilizan a las mujeres.  Podemos comentar el éxito del Athletic Club de Bilbao cuando ganó la Liga y las miles de personas que salieron a la calle a celebrarlo.

Señor Jesús del Rio, ser mujer deportista en este país de machismos es muy difícil, para que venga usted a continuar con esta lacra social. Trabaja y escribe usted en uno de los medios de comunicación digital más importantes de la lengua castellana y el segundo de este país de diario de pago. Tiene usted una responsabilidad con la sociedad que está contando. Usted y su editor.

Tenemos mucha discriminación y ustedes tienen mucha de la culpa. Nos invisibilizan y nos ridiculizan en muchos de sus artículos. Sabemos de la #‎CrisisDelPeriodismo y sobre todo de la #CrisisDelPeriodismoDeportivo. Ahora le vamos a explicar, señor Jesús de Río las horas que tiene que pasar una mujer deportista para poder llegar a los Juegos Olímpicos. Las renuncias a amigos y familia y a su propia inversión económica. Muchas de estas jugadoras las “buenorras” y las que no entran dentro de sus cánones de belleza  infra neuronal, se tienen que pagar los viajes y las estancias a los torneos. Y lamentablemente en una clarísima diferencia con sus homólogos masculinos.

En este país, donde se nos llena la boca con las medallas y el patriotismo, la suya debería de ser más respetuoso. Y entender que no está en una charla desenfadada de amigotes, sino que habla del trabajo y del esfuerzo de muchas mujeres que pelean cada día por estar en esta sociedad desigual y discriminatoria. Su responsabilidad es proporcional a su difusión. Y parte de la culpa de cómo es esta sociedad, la tienen ustedes y su manera de perpetuar el machismo y la invisibilización de las mujeres. En parte son ustedes muy culpables.

Le invitamos a usted, Jesús de Río a que se levante por la mañana y vaya a entrenar durante años, cada día. A que se ponga en la piel de una “buenorra”  y una de las no “buenorras” y comprenda el increíble esfuerzo y la verdadera acepción de palabras como tesón, disciplina, esfuerzo, sufrimiento y constancia. Tiene usted mucha culpa del machismo y la discriminación que tenemos que padecer en esta sociedad.

Y ya es hora de que pida disculpas.