El valor añadido que aporta una deportista al mundo laboral.

El valor añadido que aporta una deportista al mundo laboral.

Hace poco he leído en Createch540º un artículo de Silvina Campanini sobre “El liderazgo que lleva a la acción”, en donde habla de las cualidades que ha de tener un líder y el reto que supone dirigir bien un equipo.

Sin embargo, si muchas de esas cualidades las tiene también el trabajador, la tarea del líder es más fácil. Una deportista en el puesto adecuado es una trabajadora excelente. No son solo los valores del deporte sino el cómo se prepara para llegar a lo más alto, las cualidades que aprende, las habilidades que desarrolla.

Hoy en día, las empresas deben estar renovándose y adaptándose constantemente, si quieren ser competitivas en un entorno en el que todo cambia rápidamente. A la deportista le pasa esto mismo con frecuencia, por lo que es buena adaptándose a nuevos escenarios y tiene facilidad para desarrollar nuevas habilidades.

Una buena deportista está acostumbrada a planificar, bien sea a corto o largo plazo y sabe que siguiendo el plan con disciplina puede llegar a la meta marcada. Esto llevado a la empresa, significa que le permite tener la visión total de un proyecto y saber cómo transformar la estrategia en acción.

Asimismo, ha aprendido a controlar la ansiedad y a trabajar con presión, es tenaz, rara vez se da por vencida, por lo que en el trabajo, si un camino no es viable, buscará otro que lo sea, y a medida que vaya siendo más eficaz, se volverá más eficiente.

Del mismo modo, la deportista está constantemente evaluando el camino a su meta, lo que le hace ser buena gestionando el tiempo y priorizando. En una empresa es esencial tener trabajadores con estas dos características.

Otra de las cualidades que tiene una deportista de élite es el verdadero autoconocimiento, ya que es algo imprescindible para competir al máximo nivel. Y cuando digo verdadero, me refiero a sincero, porque es difícil y duro llegar a conocerse y reconocer los defectos ante ella misma y ante su equipo técnico. Este autoconocimiento le hace ser humilde, Humilde cuando le critican, y aprende a distinguir la crítica constructiva para aceptarla y corregir, de la que no lo es y conseguir que no le afecte. Sabe que con su esfuerzo no tiene que impresionar a nadie, nada es apariencia, en el deporte no te puedes auto engañar, no sirve de nada.

Para trabajar en equipo es conveniente ser humilde, y saber que tú no eres la única, formas parte de algo mayor en donde todos cuentan, la deportista sabe subsumir sus egos y metas individuales bajo las metas del equipo. Además, ha aprendido a escuchar al entrenador y a saber ser dirigida, por lo que hará lo mismo con sus superiores.

La buena deportista trabaja tanto en el plano físico como en el mental, lo que le permite desarrollar una acción en plena concentración, sin que nada le distraiga, no importa el entorno. Esto es una ventaja en las empresas de hoy en día, en donde lo que prima son los espacios diáfanos, sin despachos.

La buena deportista tiene mentalidad de campeona, que significa tener una meta e ir a por ella, aprovechando al máximo todos los elementos que tenga a su disposición, no gastando sus energías mentales enfadándose en las situaciones problemáticas, sino transformándolas en su beneficio.

Con todo esto… ¿qué empresa no querría contar con una deportista de élite en su plantilla?

 
Pilar Calvo
Campeona de España de tiro olímpico – skeet

ZARAGOZA APUESTA POR ELLAS

ZARAGOZA APUESTA POR ELLAS

El Ayuntamiento de Zaragoza demuestra que, con voluntad y medidas reales, la política puede hacer mucho más por las mujeres en el deporte que grandilocuentes presentaciones y palabras al viento. El consistorio ha dado un paso en apoyo al fútbol femenino con una apuesta fuerte por la promoción real de este deporte entre las mujeres, incluyendo la obligatoriedad de tener equipos de féminas a los clubes que quieran ser concesionarios de una instalación.

La Concejalía de Deportes del consistorio zaragozano ha aprobado un pliego de condiciones entre las que se encuentra la obligación de tener un equipo femenino en tres temporadas para fomentar el fútbol femenino. Según el concejal de deportes zaragozano, Pablo Hijar “Resulta escandaloso las pocas fichas femeninas que tenemos. Somos la Comunidad Autónoma con más fichas de fútbol por habitante, pero más del 90% son masculinas. Estamos por debajo de la media en femenino, una situación que nos llamó la atención y más teniendo al Zaragoza CFF en Primera división”.

Los clubes se han rebelado contra la medida aduciendo que obligarles a crear un equipo femenino no es viable. El concejal reconoce que “hay una resistencia a entrar en el fútbol femenino, porque la falta de mujeres en ciertas categorías obliga a realizar mayores desplazamientos, no hay equipos cercanos locales y esto incrementa los costes. La discrepancia más importante es que nosotros queremos obligar. Nosotros pensamos que si seguimos dejándolo a su voluntad seguirán otros 20 años sin hacer nada”. El concejal reconoce que con respecto a todas las condiciones serán flexibles, “es una red muy desigual, no es lo mismo los barrios periféricos que los del centro. Seremos flexibles para adecuar a la realidad”. En cuanto a la obligatoriedad de un equipo femenino también abre la puerta a otras opciones como la formación de equipos mixtos, “siempre que tengan el 50%. No admitiremos equipos de 18 jugadores y una jugadora. Creemos que Zaragoza tiene potencial de mujeres, no puede ser que cualquier comunidad autónoma de nuestro alrededor nos duplique en número”, e insiste “creemos en las medidas de discriminación positiva para la incorporación de las mujeres. Tiene que haber cuotas”. 

Este pasado fin de semana hemos puesto muchas ideas sobre la situación del deporte femenino en el Congreso Estatal  de Mujer y Deporte que organizó la Diputación de Valencia. Maravillosas mujeres con inspiradoras ponencias para revertir desde ya la situación de la discriminación femenina en el deporte en España. Ya os iremos hablando y contando como fué. Una de ellas, Dorleta Ugalde, Técnica de Deportes del Gobiernos Vasco, nos contaba en su exposición “sin intervención no hay cambio. Si se dejan las cosas como están,  no van a cambiar” Por eso, aplaudimos la decisión de las instituciones que afrontan el cambio con acciones concretas.

La medida podría cambiar la falta de fichas femeninas: “Pensamos que en Zaragoza y Aragón hay un margen para hacer crecer el fútbol femenino por eso obligamos a los clubes gestores de instalaciones a crear un equipo femenino en tres años. Pondremos medidas de apoyo para ayudarles, para captar a mujeres y niñas que quieran practicar fútbol”.

Los afectados son los clubes que regentan 28 instalaciones municipales de fútbol que suman un total de 40 campos de juego. Cada instalación está cedida a un club gestor, aunque existe algún campo que está gestionado por más de uno, pero hasta la fecha no se les exigía ningún requisito para explotar la instalación. Estos campos suponen al Ayuntamiento de Zaragoza un gasto de dos millones de euros. En este momento los clubes no pagan nada por la explotación, mientras que el consistorio corre con los gastos de agua, luz, gas y mantenimiento del césped artificial, mientras que los clubes obtienen ingresos por la explotación del bar, la publicidad de los campos e incluso el alquiler a terceros del campo. No suena muy justo. 

Pablo Hijar reconoce que “hay de todo. Hay presidentes que en privado han dicho que no quieren fútbol femenino en sus instalaciones, que ya tienen la instalación llena y que no cabe ninguno más, pero también varios clubes ya nos han dicho que están dispuestos a aceptar las condiciones. De hecho el Zaragoza CFF están dispuestos a firmar ya”.

El Zaragoza CFF es el único equipo aragonés en la máxima categoría pero no se encuentra entre los 28 clubes que explotan instalaciones deportivas, fuente de recursos para estos.

Su vicepresidente, Rubén Alcaine, considera que es “una buena medida porque son tres años para crear la sección. Si demuestra que oferta plazas y no llena, no pasa nada. Ellos dicen que no hay chicas, yo digo que no hay oferta”.

El Zaragoza CFF ha solicitado ser uno de los clubes que puedan explotar una instalación porque sería una fuente de recursos para ellas. El único club en Primera División tiene nueve equipos, 150 niñas y pagan 30.000 euros al año por el alquiler de los campos de la Federación Aragonesa en los que entrenan y juegan. Como ellas, otros equipos también utilizan estos campos y abonan el canon correspondiente.

Para Alcaine no es nueva la situación, “siempre hemos pedido una instalación para explotar a todos los equipos de gobierno que hemos tenido. Necesitamos generar recursos y al final somos los que tenemos un equipo en Primera división y mantenerlo en la máxima categoría cuesta mucho dinero. Si no somos capaces de confeccionar una plantilla competitiva, la temporada siguiente estoy en Segunda. La Liga Iberdrola nos lleva a crecer y para eso necesitamos recursos porque al final somos cuatros los equipos femeninos independientes. Si nosotros somos capaces de generar recursos podremos subsistir.”

El vicepresidente del Zaragoza CFF no cree que en Aragón estén contra el fútbol femenino, “cuando dicen que no hay niñas es más un problema de mentalidad, pero a nivel nacional. Dicen que no hay demanda, que no vende, pero ¿qué es lo que no vende? Nosotras estamos en Gol TV y tenemos nuestra cuota de audiencia. No podemos quedarnos en hay que ayudar, hay que fomentar… hay que tomar medidas”.


Cristina Gallo
Periodista y Escritora