Discriminada por ser deportista

Discriminada por ser deportista

El siglo XXI sigue avanzando, pero los progresos ante la discriminación parecen estancados en siglos anteriores. Estos días se está hablando mucho sobre el descenso del Sella, y no precisamente por su buen ambiente festivo o por ser una internacional que lleva celebrándose más de 80 años.

Beatriz Manchón es una de nuestras piragüistas más laureadas de nuestro país. Se retiró de la alta competición hace cuatro años y ha decidido volver a competir en lo que más le gusta. La federación de piragüismo ha introducido en sus competiciones de K2 la modalidad mixta, pero parece que algunas pruebas no se han enterado o no se quieren enterar. Beatriz y su compañero Manuel Bustos no podrán competir en esta tradicional prueba ya que no permiten a la piragüista participar en una categoría que se supone es superior a la suya.

Como cuenta la abogada María José López para la publicación iusport.com esto no es más que una discriminación por género, algo que va en cuenta de nuestras leyes.

A continuación os dejamos en artículo de María José en el portal jurídico.

“Recientemente la deportista Beatriz Manchón, se ha visto resuelta en denunciar lo que entiende que constituye una discriminación por el hecho de ser vetada en el descenso del Sella, junto con su compañero, en la participación del K2 mixto.

 

La Federación sí, como normativa, permite  que el K2 mixto pueda participar en categoría hombre. La sorpresa ha sido que en el Sella no ha habido opción a ello; a pesar de que ambos, según han manifestado, han participado  en el Campeonato de España, así como en regatas nacionales.

 

Parece ser que esta prueba, por hechos precedentes, la participación de la mujer, según como, no está siendo ni es pacífica. La inercia de los años ha hecho tener la creencia de una competición en la que la mujer participa en aquella categoría que el pasado consignó como hecho consumado.

 

Con difícil progresión de acuerdo a los méritos deportivos de la deportista. Poco adecuado a la realidad del siglo XXI. ¿Por qué cerrar categorías superiores a la participación de las mujeres? Este hecho, podría ser categorizado como discriminación directa, tal como así está definido en la propia Ley de Igualdad de 2007, que señala:

 

Artículo 6 Discriminación directa e indirecta

1. Se considera discriminación directa por razón de sexo la situación en que se encuentra una persona que sea, haya sido o pudiera ser tratada, en atención a su sexo, de manera menos favorable que otra en situación comparable.

 

2. Se considera discriminación indirecta por razón de sexo la situación en que una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros pone a personas de un sexo en desventaja particular con respecto a personas del otro, salvo que dicha disposición, criterio o práctica puedan justificarse objetivamente en atención a una finalidad legítima y que los medios para alcanzar dicha finalidad sean necesarios y adecuados.

 

3. En cualquier caso, se considera discriminatoria toda orden de discriminar, directa o indirectamente, por razón de sexo.

 

Claramente podemos establecer que  a esta deportista se la está discriminando, en base a impedirle el acceso a esa prueba deportiva, por el hecho de ser mujer y esto no es aceptable, desde el punto de vista de la normativa de nuestro país, con rango de Ley Orgánica.

 

Lo que aquí se está denunciando no es otra cosa que un hecho de discriminación directa por razón de sexo, porque en otras categorías de veterano o juveniles no pasa. Y esto es lo grave, no se puede uno esconder en la tradición de años, en los que las mujeres, por circunstancias, no participaban para seguir perpetrando, lo que podríamos denominar, sin duda alguna,  discriminación directa. Porque está basado en el hecho exclusivo del sexo y esto es lo que hay que lamentar. Este hecho, por tanto, debería tener consecuencias y serles de aplicación en relación, por ejemplo, al artículo 10 de la propia Ley de Igualdad de 2007:

 

Artículo 10 Consecuencias jurídicas de las conductas discriminatorias

Los actos y las cláusulas de los negocios jurídicos que constituyan o causen discriminación por razón de sexo se considerarán nulos y sin efecto, y darán lugar a responsabilidad a través de un sistema de reparaciones o indemnizaciones que sean reales, efectivas y proporcionadas al perjuicio sufrido, así como, en su caso, a través de un sistema eficaz y disuasorio de sanciones que prevenga la realización de conductas discriminatorias.

 

Convendría, por tanto, en aplicación de la legislación y en atención a este artículo instrumentalizar medidas para que las actuaciones claramente discriminatorias tengan consecuencias. Y más teniendo en cuenta que las tradiciones nunca pueden ser causa de hechos que discriminen por se.

 

María José López González

Abogada”

Esperemos que la lucha de Beatriz y Manuel lleve a que en la próxima edición ella y otras mujeres puedan disputar la prueba en la máxima categoría.

Enlace al artículo en el portal iusport.com

Formulario Mujer y Deporte

Formulario Mujer y Deporte

Estamos realizando un estudio sobre el Programa Mujer y Deporte. Para ello necesitamos tu ayuda, solo serán un par de minutos y nos serás de gran ayuda a nosotras y a todas las deportistas para acercarnos a la igualdad en el deporte que tanta falta hace.
Los datos que aquí obtengamos se utilizarán únicamente para hacer el estudio y de forma anónima. El informa será publicado en la web.

Información sobre la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales 15/1999
En cumplimiento de lo establecido en el artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), Asociación para Mujeres en el Deporte Profesional, en adelante AMDP, le informa que los datos de carácter personal que nos proporcione mediante la cumplimentación de cualquier formulario de registro electrónico que aparezca en nuestra página web, así como los datos a los que se acceda como consecuencia de su navegación, consulta, solicitud u operaciones realizadas a través de esta página web, serán recogidos en un fichero cuyo responsable es la AMDP. Usted podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de dichos datos, en los términos establecidos en la LOPD, bien dirigiéndose a AMDP.

La no cumplimentación o cumplimentación parcial de los datos de carácter personal que se le requieran supondrá que no se pueda atender su solicitud. Le rogamos que nos comunique cualquier modificación de sus datos personales a fin de que la información contenida en nuestros ficheros esté en todo momento actualizada y no contenga errores. Las finalidades de la recogida de sus datos son las que particularmente se indican en cada una de las páginas en la que se encuentran los distintos formularios de registro electrónico. Con carácter general, los datos de carácter personal que usted proporcione se tratarán con la finalidad de informarle de las actividades que la AMDP. Asimismo le informamos que están implantadas las medidas de seguridad de índole técnica y organizativas necesarias que garantizan la seguridad de sus datos de carácter personal y evitan su alteración, pérdida, tratamiento y/o acceso no autorizado. Todo ello de conformidad con lo previsto en el artículo 9 de la LOPD y en el Real Decreto 994/1999, de 11 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de medidas de seguridad de los ficheros automatizados que contengan datos de carácter personal. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 11 de la LOPD, usted autoriza al responsable del fichero a poder comunicar sus datos a las  Administraciones Públicas competentes de conformidad con la legislación aplicable, exclusivamente para los fines indicados. Por la presente se tiene por informado de lo dispuesto en el artículo 27 de la LOPD, relativo a la primera comunicación de datos. Si usted no desea que sus datos de carácter personal sean tratados con otras finalidades más allá de la informativa, rogamos que nos lo comunique por escrito, pues de no ser así, entenderemos que usted presta su consentimiento, sin perjuicio del derecho que le asiste a revocarlo, produciendo efectos a partir de esa fecha.

AMDP te BECA para que seas la mejor comunicadora deportiva con la Universidad Carlos III

AMDP te BECA para que seas la mejor comunicadora deportiva con la Universidad Carlos III

Pues si. Has leído bien.

Tenemos buenas nuevas que os queremos compartir.

Siempre hemos hablado de la formación como parte del proceso de crecimiento. Y por eso, hemos suscrito un acuerdo con la UNIVERSIDAD CARLOS III y con su profesora Clara Sainz de Baranda para apoyar la formación de la comunicación.

El curso, “Periodismo Deportivo: tratamiento informativo de las mujeres en el deporte” cuenta con un descuento del 25% para todas las socias de la AMDP.

Pero además, desde la AMDP hemos querido ir un paso más y ayudarnos para continuar con la formación de nuestras asociadas y sortear una BECA para el curso.

Os contamos cómo. Sólo tienes que ser parte de la ASOCIACIÓN PARA MUJERES EN EL DEPORTE PROFESIONAL. Sabes que puedes ser asociada pagando la única cuota anual de 60 euros en nuestra página web. A través de una transferencia. Rápido y sencillo. www.mujereseneldeporte.com/asociate/

Si estas interesada entra y regístrate, nos dejas tus datos y una pequeña bio tuya y las razones que tienes para querer hacer el curso.

Que no disponer de medios no nos corte. Entendemos la solidaridad entre las que tenemos algo y las que no tienen nada. El sorteo se realizará con el equipo de la junta directiva.

Aquí te dejamos una infografía sobre este curso tan necesario para cambiar la perspectiva del deporte en este país.

Entra aquí para ver la información del curso

 

La vieja Ley del Deporte en España 4/4

La vieja Ley del Deporte en España 4/4

Aquí puedes leer la 3ª parte de este artículo

Y ahondando en el propio texto de esa Ley, nos encontramos con una referencia al deporte:

Artículo 29 Deportes

  1. Todos los programas públicos de desarrollo del deporte incorporarán la efectiva consideración del principio de igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres en su diseño y ejecución.
  1. El Gobierno promoverá el deporte femenino y favorecerá la efectiva apertura de las disciplinas deportivas a las mujeres, mediante el desarrollo de programas específicos en todas las etapas de la vida y en todos los niveles, incluidos los de responsabilidad y decisión.

Es un único artículo de referencia al deporte, que tiene más que ver con un ejercicio programático, que con un elemento de vinculación. Aunque los artículos señalados con anterioridad son efectivos y efectistas en lo que estamos denunciando. Parece, por evidente, que poco o nada se ha hecho en ese elemento de integración y no discriminación en todos los niveles – al menos en el profesional-. De ahí que sigamos demandando algunas un campo laboral que dignifique a las mujeres deportistas. Y sea tan esquivo al cumplimiento del principio de igualdad entre hombres y mujeres deportistas profesionales. Una voluntad de cambiar este marco normativo ni ha existido, ni parece vislumbrarse en mor de un espacio que parece vetado solo a los mismos.

Ni siquiera se han implementado al efecto, lo establecido en el propio artículo 19 de la ley Orgánica, respecto a los informes de impacto de género. Aún más, ese relativismo de la igualdad en el deporte que es más de salón que de realidad, no ha tenido ni el referente, por ejemplo, de políticas bien instrumentalizadas en países como los anglosajones, con subvenciones limitadas y preventivas, hasta en los ámbitos privados del mundo académico, si son programas que conllevan discriminación por no ofrecer y acceder al mismo trato los chicos y las chicas deportistas.

María José López González

Abogada

La vieja Ley del Deporte en España 3/4

La vieja Ley del Deporte en España 3/4

Parte 2 de este artículo

Y mientras, los Poderes Públicos, permanecen cautivos de hitos históricos, de status quo, de usos tradicionales que llevan efecto causa de una marginación intolerable. Y todo ello, a pesar de supuestas políticas públicas, que en estas casi tres décadas de la vigencia de la Ley del Deporte de 1990, han sido incapaces de arbitrar normas y políticas de acción para dar efectividad a lo que esta Ley Orgánica de Igualdad proclama, respecto a lo señalado en su Título Segundo, Capítulo Primero: se establecen las pautas generales de actuación de los poderes públicos en relación con la igualdad, se define el principio de transversalidad y los instrumentos para su integración en la elaboración, ejecución y aplicación de las normas.

De hecho, el primer artículo de la Ley, – objeto – , manifiesta que:

Esta Ley tiene por objeto hacer efectivo el derecho de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, en particular mediante la eliminación de la discriminación de la mujer, sea cual fuere su circunstancia o condición, en cualesquiera de los ámbitos de la vida y, singularmente, en las esferas política, civil, laboral, económica, social y cultural para, en el desarrollo de los artículos 9.2 y 14 de la Constitución, alcanzar una sociedad más democrática, más justa y más solidaria.

Pues bien, en el ámbito laboral del deporte no se ha producido ese cumplimiento objetivado de la Ley de Igualdad, sigue siendo esa esfera que por el hecho de ser mujer deportista estás exenta – por utilizar un eufemismo- de tener contrato, de ejercer tu profesión dentro de una liga profesional, tener un convenio colectivo, regulación de un salario mínimo, etc. Y lo manifiesto desde el punto de vista de una regulación que las discrimina per se. Y que su reivindicación ya es causa – efecto de una incapacidad política pública de ser efectista en el reconocimiento de la mujer deportista, como mujer profesional del deporte.

Y marcada por el rumbo y la letra de esta Ley, nos encontramos el artículo 2.2 – ámbito de aplicación – :

  1. Las obligaciones establecidas en esta Ley serán de aplicación a toda persona, física o jurídica, que se encuentre o actúe en territorio español, cualquiera que fuese su nacionalidad, domicilio o residencia.

Parece ser que esto no encaja a los operadores públicos y privados del deporte, y así, si una jugadora ante una falta de relación contractual rompe con su club no tiene el derecho de vincular como predominio su contrato, frente a la licencia deportiva, como arma de retención contra la deportista.

Siguiendo con la ruta marcada por esa Ley Orgánica, observamos, un buen campo de pruebas de esa igualdad real, pero que en el deporte es complejo y casi antijurídico, respecto a la intencionalidad y el vector de la Ley, ese principio de igualdad de trato de su artículo 3 – respecto al de la maternidad- :

Artículo 3 El principio de igualdad de trato entre mujeres y hombres

El principio de igualdad de trato entre mujeres y hombres supone la ausencia de toda discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo, y, especialmente, las derivadas de la maternidad, la asunción de obligaciones familiares y el estado civil.

Indicar en este sentido, la existencia de cláusulas de rescisión unilateral sin indemnización por embarazo, o suspensión del contrato, y por consiguiente de la cobertura social y asistencial adecuada; ante la decisión de ser madre. Hecho que nunca podrá ser planteado para el varón que decida ser padre y deportista de alto nivel. Y desde luego vendrá acogido por sus propios convenios colectivos y Estatuto de los Trabajadores sobre este tema de la paternidad. Y aún más, esto nos hace preguntarnos ¿por qué un deportista de élite varón podrá ser padre siempre y cuando quiera, y no una mujer deportista de élite? O arbitramos medidas, que no supongan suspensión del contrato, o está claro que aquí hay una discriminación tan directa, como deleznable.

Y esto entroncaría con el artículo 5, – Igualdad de trato y de oportunidades en el acceso al empleo, en la formación y en la promoción profesionales, y en las condiciones de trabajo-, donde lo expuesto anteriormente queda bien señalado y referenciado como lo que no se puede tolerar y se encuadraría en el concepto de discriminación directa, artículo 6 de la Ley:

Se considera discriminación directa por razón de sexo la situación en que se encuentra una persona que sea, haya sido o pudiera ser tratada, en atención a su sexo, de manera menos favorable que otra en situación comparable.

Maria Jose Lopez

Abogada

Foto | Maria Mentxaka