La política y el deporte, según José Ramón Lete

La política y el deporte, según José Ramón Lete

Hace unos días nos hemos encontrado con la noticia que convocaba la APDM, Asociación de Periodistas deportivos de Málaga. Una reunión donde el titular, en los tiempos que corren, nos ha llamado la atención y la fotografía del encuentro, nos ha vuelto a poner con la realidad del deporte. Los hombres lo ocupan todo. Las mujeres no existimos. Ni tan siquiera en los paneles para debatir. Y eso es una decisión política. 

Permítanos corregirle, señor Lete. Todo en esta vida es política y el deporte es una parte más de la sociedad donde la falta de políticas ambiciosas y de género pasan factura. Su cargo, señor Lete, es político, así como el de su equipo. El deporte es política. O nos explica usted cómo es que las mujeres en este país, que ganamos más medallas en los últimos JJOO no tenemos las mismas condiciones que los deportistas masculinos. Y mire que con su nombramiento, al ser exdeportista, pensábamos que algo iba a cambiar. Nos volvimos a decepcionar, por que usted, está más por la política y sus réditos que por el deporte femenino. Ya sabe, ese 50% de la población que paga impuestos. Los mismos.

El deporte es política, porque sus leyes, obsoletas y arcaicas, no incluyen a la mujer deportista ni la dota de un marco legal. Ya lo hemos denunciado en múltiples ocasiones y lo seguiremos haciendo. Con su pequeño programa de “mujer y deporte” solo hacen que perpetuar la discriminación salarial y legal a la que se ven cada día enfrentadas nuestras deportistas. Queremos una política de igualdad de recursos. Esos 50 millones que cada año reparten a las Federaciones.

La política, eso que define nuestra manera de construir la Polis, o las ciudades o los lugares de convivencia, es el marco donde todas las personas deberían de tener las mismas oportunidades. No es así con el deporte y las mujeres. Es cierto que tenemos menos licencias y que el abandono de las deportistas es masivo cuando no ven un futuro profesional en el horizonte. Imagínese que llegan a un hospital donde todos los trabajadores fuesen hombres. Y sólo se viera al equipo de cirujanos. Así ocurre en el deporte. Y eso, es una lacra de decisiones políticas. Usted señor Lete, debería ser un impulsor de políticas de inclusión femenina en el terreno deportivo. No nos valen las tres mujeres que tienen que estar en los consejos de las federaciones. Ya sabemos que en su mayoría son puestos sin responsabilidad y solo para recibir la cuota “femenina”. Además del dineral que cada año desaparece en las Federaciones y que usted, debería ser el custodio.

Ya quisiéramos tener un político que nos hable de igual a igual. Hace un año que le mandamos la carta de bienvenida, que sabemos ha recibido, pero todavía no tenemos venia. Ya quisiéramos tener a compañeros que pelearán por las mujeres. Ya quisiéramos tener sensación de equipo. Pero cuando vemos el abandono de las mujeres en el deporte, nos revelamos. Todo es política, señor Lete. Y si no ya estaría usted poniendo en las televisiones públicas el 50-50 del espacio deportivo. Eso, y la visibilidad. Eso, es una decisión política. Pero en este año largo que lleva en el cargo, ni lo hará ni se le espera. Eso y tener una ley del deporte del siglo XXI. Será por eso que no nos recibe. Porque no somos políticamente correctas.

La política, señor Lete, nos lleva a definir el marco donde la ciudadanía tiene los derechos y obligaciones. Y hasta ahora, las obligaciones tributarias, son las mismas. El esfuerzo en el entreno, es el mismo. Las lesiones también. Pero si una profesional ni siquiera tiene una definición jurídica, eso es un problema político.

Le copiamos la Resolución del Parlamento Europeo de 3 de octubre de 2017 sobre el Empoderamiento Económico de la Mujer en los sectores público y privado en la UE.
Entre las Recomendaciones a los Estados de la UE destaca :
“las prácticas y modelos económicos, las políticas tributarias y las prioridades de gasto, especialmente durante las crisis, deben incluir una perspectiva de género, tener en cuenta a las mujeres como agentes económicos y estar dirigidos a acabar con las brechas de género en beneficio de los ciudadanos, las empresas y la sociedad en su conjunto, y reitera, en este contexto, que las crisis económicas han perjudicado sobre todo a las mujeres. Pide reformas para aumentar la igualdad de género tanto en la vida privada como en el mercado laboral
(…)

Pide el desarrollo de un marco para modalidades de empleo flexibles, dirigidas a los empleados y las empleadas, acompañado de una adecuada protección social, a fin de facilitar la conciliación de las responsabilidades personales y profesionales (…)

Pide a los Estados miembros que alienten y ayuden a las mujeres para que puedan tener una carrera exitosa, incluso mediante acciones positivas (…)

Destaca la necesidad de combatir toda forma de violencia de género, como la violencia doméstica, en particular la violación, la mutilación genital femenina, el abuso sexual, la explotación sexual, el acoso sexual y el matrimonio infantil forzado o temprano, así como las situaciones de violencia económica; llama la atención sobre los elevados, y muy preocupantes, índices de acoso sexual en el trabajo, y subraya que, para que el empoderamiento de las mujeres tenga éxito, el lugar de trabajo ha de ser un entorno sin ningún tipo de discriminación ni violencia (…)

Le diré señor Lete, que se ha cargado la ley de Mecenazgo deportivo que teníamos hasta ahora y que servía para que muchas deportistas pudieran tener una carrera deportiva apoyada por sus amigos y familiares, y eso es una decisión política. 

En fin, señor Lete y señores que llenan las mesas del deporte con su omnipresencia. Hay mucho deporte en este país, hay muchas mujeres deportistas que con menos recursos, ganan más medallas. Hay muchas disciplinas más allá del fútbol y su frote de manos cuando ven los dineros asomarse. Hay muchas mujeres con ganas de hacer y de contar. Y les gustaría que contaran con ellas cuando hablan del deporte. Cuenten con ellas. Cuenten con nosotras. Hagan equipo. Porque eso si es deporte, el resto es política y muy discriminatoria.

JOSÉ RAMÓN LETE: “NO SOMOS PARTIDARIOS DE MEZCLAR POLÍTICA Y DEPORTE”

 

España NO Compite

España NO Compite

Os pasamos la carta que le hemos hecho llegar al Secretario de Estado para el Deporte y de la cual a fecha de hoy seguimos sin respuesta.

No sabemos el por qué, y sabiendo que iba a ser aprobado en los PGE tan y como nos dijo en una reunión en el CSD Susana López y el director general de Deportes Jaime González Castaño. Fuimos hasta su despacho a pedirle que España Compite no se cayera. Que era un programa básico para la financiación de las deportistas en España. No dijeron que íbamos a irnos muy contentas, que no nos preocupásemos que España Compite seguía. Teníamos que haber preguntado cuando y cómo.

No sabemos porqué les pilló desprevenidos y sin saber cómo se iba a hacer. Quizá un corta pega de los mismos formularios que el programa lleva usando hubiese sido una rápida solución para poder empezar a usar el programa de mecenazgo. Tenemos muchas deportistas esperando poder usar ese programa, Muchas familias que esperan poder ser beneficiarias fiscalmente ya que están apoyando el deporte. Hay vida deportiva que se puede patrocinar más allá de IBERDOLA.

Hemos hablado con el Grupo Parlamentario del PSOE que ha realizado en el Congreso de los Diputados la pregunta pertienente. Estamos a la espera, como las deportistas, empresas y personas físicas que se benefician de este programa para poder competir. España NO compite. Y nadie sabe por qué.

 

 

 

Entendiendo la Igualdad. El éxito que aplaudimos de Jacquie Agnews

Entendiendo la Igualdad. El éxito que aplaudimos de Jacquie Agnews

Hay mujeres que nos dejan un listón alto en el que mirarnos y que marcan el camino a seguir para que la igualdad sea una realidad. Es fácil, no hay que ponerse a diseñar grandes programas ni a marear perdices. Hay que ponerse a aplicar la realidad de la igualdad.

Jacquie Agnews lo ha entendido y ha empezado a aplicar la igualdad en el salario. Equal play, Equal pay. Fué una campaña que se empezó a gestar en los grandes equipos de primera división.

EqualityFC es un compromiso con la mujeres. Y con los hombres. Y con los valores del deporte y del trabajo en equipo. Y con la sociedad que queremos construir.

El Lewes FC nació en 1885 y es el único equipo de primera división del Reino Unido que va a pagar lo mismo a sus jugadores y las jugadoras. Una actitud que deseamos sea contagiosa y que expanda la igualdad por todo el territorio más allá del fútbol.

Nosotras vamos a escribirles para darle la enhorabuena y a sumarnos, por supuesto a esta solución de aplicar la igualdad.

Invitamos a todos los clubes a que se sumen a este experimento de realidad. Porque cuando hablamos de enfrentar los retos, debemos de poner sobre la mesa la igualdad de género. Estos días se ha hablado y mucho de cómo España no ha conseguido ninguno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Teníamos uno, el número 5 la igualdad de género y nos lo han quitado al poner en valor los indicadores que más ajustan a la realidad. Deberíamos reflexionar sobre ello, ahora que tendremos algunos momentos al sol.

El futuro tiene más desafíos que la próxima copa o la Liga que se jugará. Hablamos de entender que construir un planeta más justo para todas las personas que vivimos en el. Y el deporte es un vehículo maravilloso que no entiende de razas ni de países. Entiende de equipo y de superación. Será nuestra mejor jugada, asi que si. Piensen en cómo mejorar su vestuario, en tener a más mujeres en los puesto de toma de decisiones. Sean valientes, esto no podremos hacerlo solas. Cada vez, oímos más voces masculinas que se suman a cambiar la discriminación de las mujeres en la familia deportiva. Por eso, aplaudimos la valentía de Lewes FC Y esperamos a celebrar quien será el primer equipo español que lo haga. Y el segundo… Esperamos a ver a esos jugadores dando lecciones de feminismo como Murray, Porque los habrá, no lo duden. La cuestión es quién será el primero. ¿Quíen será el primer futbolista? ¿El primer club?

El fútbol femenino ha crecido en todos los países, incluido España. Pero continúa discriminado, no por su juego, sino por la omnipresencia del espectro masculino que lo acapara todo. Y si, los patrocinadores solo quieren salir en la tele, no se equivoquen. Por eso seguimos pidiendo que los espacios pagados con dinero público se destinen al 50% a las mujeres. A todas las deportistas y a todas las disciplinas. La grandeza del deporte viene con muchas medallas que ya nos podemos colgar.

#practicaigualdad

 

 

Feliz Cuatro de Julio. Feliz Cumpleaños AMDP.

Feliz Cuatro de Julio. Feliz Cumpleaños AMDP.

Hemos pasado un año de aprender que el deporte femenino sigue necesitando mucha atención. Demasiados retos para las más de 771.746 mujeres deportistas federadas en nuestro país. Somos el 21,5% frente a  los 78%  2.814.387 de licencias masculinas. En los cuadros técnicos, los datos no existen o son irrelevantes. Este es  país que no quiere mucho a sus mujeres. Lo hemos comprobado este año donde muchas de vosotras os acercáis a la AMDP para contar que las cosas, no van bien. Que después de la foto de la medalla,  la realidad se muestra oscura.

Este año hemos aprendido que ser medalla olímpica no garantiza una continuidad en al carrera deportiva. Y llegar hasta conseguir ese puesto entre las mejores del mundo, después del esfuerzo y del sacrifico, de ser Marca España y de llevar a lo más alto cualquier carrera deportiva, no es garantía de nada. Tampoco lo es la copa del mundo, ni de Europa… y eso si ganas. Y si no? Y si te lesionas?

Tenemos demasiados frentes a los que seguir atacando con fuerza. Una ley del deporte de este siglo XXI donde la igualdad 50-50 sea un hecho y no un titular. Unas políticas audaces capaces de desmontar el abandono de las mujeres en el deporte. Unas leyes que acaben con la corrupción y con la mala gestión de las federaciones. Unos medios de comunicación públicos que corten desde ya el abuso sistemático de los canales de televisión para exhibir cada día, en prime time los logros del fútbol masculino. Un dinero que se paga con los impuestos de todas y todos y que incumple hasta la obscenidad cualquier ley de igualdad. El derecho a la información, incluida la información deportiva debe de ser tratado con todo el rigor e igualdad. Hay muchos deportes, esos que llaman minoritarios ( sic) y cada fin de semana, tenemos campeonas en este país.

Los viejos mantras que amparan la audiencia en una RTVE de servicio público, ya no sirven. Ni para las televisiones autonómicas ni locales. Deben de sustentar un servicio a la ciudadanía. El dinero público y su gestión deben de estar sometidos a una ley de transparencia. Y no a la lamentable situación de invisibilidad a la que las mujeres están sometidas con la complacencia del 50 % de la población masculina. Un 90% de deporte masculino frente a un escaso 5%. Seguimos ahí. Por mucho que el señor secretario de estado diga que hemos conquistado portadas. Será en sueños. La realidad es muy clara. La relación con la visibilidad y el patrocinio está unida. La invisibilidad y la ausencia de recursos económicos es la misma de siempre.

Tampoco nos sirven estos grandes alardes de publicidad institucional, donde lo que supuestamente iba a ser la luz verde para el deporte femenino, se basa en unos ingresos (que se iban a hacer de todas las maneras) de 2M y unas deducciones fiscales del 90%. Y una prima por ganar la liga para cada jugadora de 53 euros. Eso, es el abuso de los derechos de imagen de las mujeres deportistas porque no reciben una remuneración acorde ni profesional. Y eso, con las bendiciones de  un CDS que se ampara en programas que venden a bombo y platillo y que estamos testando son a todas luces ineficaces e insuficientes. De momento, no llega al 9% el número de mujeres beneficiadas en ayudas a los estudios, o cursos o matrículas o ayuda para cuidado de la prole. Nada que veamos que es específico de la mujer. Así que seguiremos instando a que este programa desaparezca por carecer de utilidad. Que se incluya en los presupuestos generales y que se reparta al 50-50. Con políticas que incentiven la participación igualitaria de las deportistas incluyendo los cuerpos técnicos.

Las políticas sirven, las leyes son necesarias, su cumplimiento obligado y su incumplimiento penado. 

Hemos preparado una memoria con todas las actividades que hemos hecho y ahora nos juntaremos para preguntarnos qué vamos a seguir haciendo en el próximo año. Ampliar las alianzas con todas vosotras. Seguir escuchando los problemas que hay en el deporte femenino y sobre todo, construir.

Es básico seguir aumentando el tejido asociativo deportivo para poder tener mayor capacidad organizativa. Debemos ser más responsables con nosotras mismas y creer que podemos profesionalizar y monetizar el deporte como forma de vida. SI. Queremos y podemos vivir del deporte. Y para eso, seguiremos insistiendo en la necesidad de que os asocies. Cada club, cada equipo, cada deporte. Por comunidades o por deporte. Nos dá igual. Con la AMDP o con la Asociación de mujeres de ciclismo Asturiana.  Señoras, es la única manera de ser más efectivas en nuestras peleas y reivindicaciones, Asóciense. Y verán que hay muchas reivindicaciones comunes. 

Porque cuando hablamos de igualdad, hablamos de todas. Atletas, periodistas, paralímpicas, entrenadoras, deportistas, fisioterapeutas, árbitras…. todas a una para conquistar este espacio que es nuestro por derecho. Y todas unidas. Con las madres que nos apoyan, las empresas que nos financian y algunos hombres que se están sumando a este reto de acompañarnos en el camino de la igualdad.

Tenemos uno de nuestros doce retos conseguidos. El programa de España Compite se podrá utilizar esperemos que pronto. Un programa que sirve para que el dinero que os donan empresas y familias puedan tener una deducción fiscal del 40%. Está aprobado y esperamos que lo vuelvan a poner en marcha pronto  y nos beneficiemos todas. ( y todos)

Gracias por ser. Por estar y por enseñarnos cada día que esto no es fácil. Para que no abandonemos y seamos cada vez más. Que nos tenemos y que hay que seguir peleando.

Estamos juntas y estamos cambiando las reglas del juego.

Disfrutemos de los fuegos. Celebremos. Y volvamos al trabajo.

 

 

 

 

 

ESPAÑA COMPITE… pero no estamos listos por algunas incompetencias…

ESPAÑA COMPITE… pero no estamos listos por algunas incompetencias…

Ayer 28 de junio de 2017 se publicaron en el BOE los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, con la siguiente disposición adicional:

Disposición adicional quincuagésima octava. Actividades prioritarias de mecenazgo

Uno.  De acuerdo con lo establecido en el artículo 22 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de as entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, durante el año 2017 se consideran actividades prioritarias de mecenazgo las siguientes

…..

2º  Las llevadas a cabo por la Fundación Deporte Joven en colaboración con el Consejo Superior de Deportes en el marco del proyecto “España Compite: En la Empresa como en el  Deporte” con la finalidad de contribuir al impulso y proyección delas PYMES españolas en el ámbito interno e internacional, la potenciación del deporte y la promoción del empresario como motor de crecimiento asociado a los valores del deporte.

Los Donativos, donaciones y aportaciones a las actividades señaladas en el párrafo anterior que, de conformidad con el apartado Dos de esta disposición adicional, pueden beneficiarse de la elevación en cinco puntos porcentuales de los porcentajes y límites de las deducciones establecidas en los artículos 19,20 y21  de la citada ley 49/2002 tendrán el límite de 50.000 euros anuales para cada aportante.

 

 

Parecería lógico que habiéndose ya perdido medio año, en el minuto uno de la entrada en vigor de los presupuestos y por tanto del programa España Compite, estuvieran disponibles los formularios para que las empresas pudieran realizar donaciones, así como una completa información sobre el programa.

 

Hoy hemos entrado en la web del Consejo Superior de Deportes (CSD) y en el de la Fundación Deporte Joven del CSD y no se encuentra por ningún sitio nada relacionado con España Compite, nada.

 

No es que nos sorprenda, pero si nos indigna, ya que nuestras deportistas llevan esperando poder recibir dinero de sus donantes 6 meses, en los que han estado entrenando, compitiendo y por supuesto incurriendo en gastos.

 

Hemos llamado a la Fundación Deporte Joven y de momento dicen que no saben nada. En el CSD nos dicen que están todavía viendo cómo gestionar el programa, cómo gestionar el programa, ¿CÓMO GESTIONAR EL PROGRAMA? ¿De verdad?

 

España Compite se recogió por primera vez en los presupuesto generales del Estado para 2014, en aquella ocasión se trataba de una colaboración entre la CEOE, el CSD y la AD.  En 2015 la AD desaparece quedando solo CEOE y CSD. A finales de 2016, CEOE decidió no seguir participando en el programa, por lo que parecía que España Compite iba a desaparecer.

 

Desde la AMDP se mantuvieron reuniones con los distintos grupos parlamentarios y con el propio CSD, para presionar y que no se perdiera el único programa que permite a los deportistas recibir personalmente dinero para competir.  A principios de abril vimos que se había incluido España Compite en los PGE 2017. ¡Objetivo conseguido!

 

Pero llega julio y…  ¿De verdad no han tenido tiempo en estos tres meses para saber cómo gestionar el programa? Claro, que solo llevan desde 2014 involucrados en él… ¿Cuánto tiempo más necesitan? ¿Cuánto tiempo más tendrán las deportistas que esperar? 

Por cierto CSD, ya que están dedicándole (o eso esperamos) algún tiempo a España Compite, piensen también cómo van a hacer difusión del mismo, que hasta ahora se ha hecho muy, muy poca.

 

Esperamos impacientes…

Un pacto desde el mundo del deporte (a propósito del nuevo marco normativo)

Un pacto desde el mundo del deporte (a propósito del nuevo marco normativo)

Los días 6, 7 y 8 de junio ha tenido lugar unas jornadas entre el COE y el CSD, acerca de un nuevo marco jurídico para el deporte, coordinadas brillantemente por Carmen Pérez y Alberto Palomar. Unas jornadas que han puesto de relieve la necesidad de llevar a cabo un cambio normativo.

 

Y hacerlo, teniendo en cuenta que la realidad de 1990 no es igual que a la de 2017. Con ser una obviedad, no deja de ser sustancial de fondo para ponerlo de manifiesto. De hecho, desde la confluencias de todos los sectores del deporte – COE, Federaciones, Asociaciones de deportistas, Ligas, expertos en la materia, entre otros- se han señalado elementos de calado con los que estamos conviviendo y que rinden cuenta, respecto a la necesidad de ese cambio.

 

En cuestiones que siguen muy presentes, una Ley del Deporte de 1990, que actuaría como una ley de armonización que ha visto decaer algunos de sus títulos, que permanece ajena al deporte femenino. De hecho, ni se ha planteado la transversalidad que supuso la Ley de Igualdad de 2007.

 

Y que tiene como compañeros de reparto normativos, entre otros, al Real Decreto de 1993, que regula el seguro obligatorio que todavía cuenta en pesetas; y que tiene otro Real Decreto de 1991 de Federaciones Deportivas, que sólo habla de ligas profesionales por sexo, en el artículo 24.

 

Un marco normativo que no ha sabido arrancar en la definición ya superada, por la propia historia de nuestro país, en relación al papel de las Federaciones, y a su proceso de publificación, con graves controversias en materias que debieran constituir parte del principio de la capacidad de autogobierno de las federaciones, en su concepto de sociedad civil.

 

Cuestiones de inexistencia de Ligas Profesionales, con falta de concreción de derechos laborales, que están desembocando en una clara discriminación como trabajadoras en el ámbito del deporte, ante, por ejemplo, ausencia de convenios colectivos.

 

O cuestiones tan sustanciales, como ese deportista y esa deportista que ejerce gran parte de su tiempo en su actividad deportiva y no tiene remuneración alguna, o ni siquiera se plantea. Y termina su carrera deportiva, unos veinte años vinculados – con dedicación exclusiva-, y nunca han cotizado por ellos.

 

Y dejan el deporte a los treinta años, y esa experiencia no le corresponde algún tipo de habilitación para el ámbito profesional. O ¿por qué no se ha desarrollado la disposición adicional sexta, de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, de participación de la recaudación en las apuestas deportivas, que fija que se reglamentará para fijar un porcentaje con retorno al deporte.

 

Y ¿para cuándo la definición del deportista profesional? Una definición más allá del 1006/1995, que regula el deportista vinculado a un deporte colectivo, pero ¿qué ocurre con el deportista que no está dentro de una disciplina de deporte colectivo?, ¿cuál es su marco regulatorio al que acogerse?

 

Y una encuentra, por ejemplo, que deportistas de golf se acogen a convenios colectivos de oficinas y despachos, ante toda esa innominada capacidad de definición de deportista profesional. ¿Para cuándo una vinculación real del mundo académico y mundo deportivo, en el ámbito de la Universidad pública, como sistema lógico de pertenencia de estos deportistas al ámbito de la Universidad de nuestro país.

 

La falta de concepto de deportista profesional y carrera profesional del deportista, sesgada, a veces, por el denominado deporte rey, se nos olvida que hay miles de deportistas que permanecen ajenos a derechos laborales como tales.

 

Y de todo ello podríamos poner ejemplos, el hecho que se da, que todos los deportistas extranjeros en ligas que no son profesionales – las femeninas todas-, o semiprofesionales – algunas masculinas-, tienen contratos los deportistas y las deportistas extranjeros, por requerimiento de la propia legislación española, por mor de la residencia; pero, en cambio, las y los deportistas españoles que no se encuentran en esa situación permanecen sin contrato.

 

Y esto ya sí que constituye una paradoja, de carácter discriminatorio. Y a más a más, para cuándo una ley de mecenazgo real, de inversión del sector privado en el deporte. Siendo conscientes que el dinero público al deporte es escaso y nunca va a poder, dada las circunstancias satisfacer el desarrollo de un sector que quiere ser propio, como identidad de una realidad identificable.

 

En esas mismas jornadas se ha puesto de manifiesto toda una serie de controversias jurídicas, que no están resueltas en relación al dopaje, la disciplina deportiva, la violencia en el deporte, la fiscalidad de los deportistas, el verdadero modelo federativo, como definición de futuro marco de corresponsabilidad deportiva en nuestro país.

 

Por lo que se pudo observar en las jornadas, hubo gran unanimidad a ese necesario cambio, y que ese necesario cambio debería hacerse muy consensuado. Y algunas, en ese consenso consideramos que debería comenzar con un pacto desde el mundo del deporte, para trasladar al resto de la sociedad, así como a los poderes legislativos y ejecutivo.

 

María José López González

Abogada