A continuación te dejamos algunas preguntas que quizá te ayuden a conocernos un poco más y a saber por qué hemos nacido.

La Asociación nació el 4 de julio de 2016.

La Asociación se creó porque la sociedad, las mujeres deportistas la estaban demandando.

Ser mujer en el siglo XXI es un reto. Los avances que hemos conseguido en igualdad, la incorporación al mercado laboral, la libertad de movimientos, etc., son muchos, efectivamente, sí que hemos avanzado increíblemente con respecto a otros países. Nuestro nivel cultural es mayor y el nivel de exigencia también lo es, pero desafortunadamente, no está todo conseguido. Son unas pinceladas de igualdad que nos crean el espejismo de que tenemos todos los derechos ya conquistados.

No nos vamos a extender en datos, pero ahí están. Las mujeres seguimos siendo las grandes discriminadas. Somos el 53% de la población de este planeta y solo poseemos el 1% de sus riquezas.

Por eso hemos nacido. Como una asociación que empiece a arreglar las brechas que existen. Hemos nacido con la voluntad de perseguir las desigualdades en la profesionalidad del deporte y en todos los sectores que conviven en esta gran familia deportiva. Medios de comunicación que perpetúan un machismo en sus programas deportivos. Patrocinadores que no ven más allá del beneficio inmediato. Federaciones que ningunean los derechos de las deportistas…, y así, un largo etcétera.

Es sencillo, registrarse en el apartado ASOCIATE de nuestra web (www.mujereseneldeporte.com) y abonar los 60€ de cuota anual. También existe la posibilidad de ser benefactor/a aportando una cantidad voluntaria.

Las asociadas son las beneficiarias de las acciones que se llevan a cabo en la AMDP.. Cada una elige el grado de implicación que quiera tener. Hay comisiones de técnicas, de Jurídico, de Psicólogas… Algunas de nuestras asociadas colaboran activamente en el trabajo de la AMDP.

Es un espacio abierto y dinámico. Algunas están escribiendo artículos, aportando know How, compartiendo experiencias…

La situación de la mujer es precaria en el mundo entero. En unos países más que en otros.

Según datos de la organización Transparencia Internacional, España ha pasado de estar en la posición 28 en 2008 a la 41 en 2016 en los índices de percepción de la corrupción mundial, pero si solo nos fijamos en los 28 Estados miembro de la UE, España ocupa el puesto 17.

Como bien sabes, la corrupción y la desigualdad se refuerzan mutuamente, creando un círculo vicioso entre corrupción, reparto desigual del poder en la sociedad y desigualdad en la distribución de la riqueza. Ahí está la mujer, en ese círculo vicioso de desigualdad, no solo en el deporte sino todos los ámbitos.

Por desgracia del deporte femenino se habla poco, muy poco, por eso una de las prioridades es conseguir el 50% de la cuota de pantalla de la televisión pública, que con los impuestos de todos no se haga publicidad a los grandes equipos de futbol masculino, que no les hace ninguna falta.

Y claro, si no se habla de tiro olímpico masculino, por ponerte un ejemplo, menos se habla del femenino.

Estos logros son de ellas, de su esfuerzo, de su sacrificio, de su dinero y sirven para que los que no las apoyan, siendo su trabajo el hacerlo, sí se hagan la foto en el momento adecuado y luego se olviden. Te repito, ¿te acuerdas de las medallas femeninas de los Juegos de Londres? ¿Sabes por casualidad quién es María Quintanal, Fátima Gálvez? No son solo los Juegos Olímpicos (Olimpiadas el periodo de tiempo comprendido entre unos Juego y los siguientes), son los cientos de medallas de Campeonatos del Mundo, de Copas del Mundo, de Campeonatos de Europa, de los Juegos Olímpico Europeos, de los Juegos del Mediterráneo…

Claro, hay muchos hombres que colaboran, pero no tienen voto, tenemos hombres que nos dan su asesoramiento, apoyo económico, difusión, etc.

Estar asociada supone ser beneficiaria de todos los servicios que prestamos, bien sean de asesoramiento legal, formación, intermediación con las federaciones, visibilización, participación en foros o eventos, etc.

No, realmente no ha pasado ni un año, las cosas siguen igual. Es cierto que después de los Juegos de Río se ha hablado de las medallas que han conseguido las mujeres, más que los hombres, por cierto, pero esto es circunstancial y por desgracia pasajero. ¿Dime si te acuerdas quién gano medalla en vela en los Juegos de Londres, y que fue: oro, plata o bronce?

.Creo que hablan por sí solas, aquí las tienes:

  • Ley del deporte con un capítulo específico sobre el deporte femenino.
    Estatuto del deportista.
  • Creación de una Subcomisión en la Comisión de Igualdad del Congreso, sobre el deporte femenino profesional.
  • 50% en la cuota de pantalla de la televisión pública y de los fondos públicos dedicados al deporte, para el deporte femenino.
  • Creación de un Observatorio del Deporte, en el que formen parte las Asociaciones de deportistas.
  • Continuidad de los beneficios fiscales otorgados al programa España Compite.
  • Inclusión del deporte femenino en Quinielas, de Loterías y Apuestas del Estado.
  • Inclusión como destinatarias a las asociaciones de mujeres deportistas, además de las federaciones, en el programa Mujer y Deporte.
  • Seguimiento de los fondos de las Federaciones, tanto nacionales como autónomas.
  • Seguimiento de los fondos invertidos por los patrocinadores para que lleguen realmente a las deportistas.
  • Inclusión de asignaturas en INEF y Periodismo sobre derecho deportivo y género.
  • Adecuación de los programas de formación e inserción laboral tras la retirada de las deportistas.

Nuestros vídeos

¿Quieres más información de nuestros servicios?