Apenas quedan 3 días para que dé comienzo el mayor espectáculo deportivo, los Juegos Olímpicos que en esta edición se celebrarán en Rio de Janeiro. Ya ha llegado prácticamente la totalidad de la delegación española y mientras tanto aquí se siguen sucediendo diferentes campeonatos tanto nacionales como internacionales de diferentes deportes.

Se han estado celebrando diferentes campeonatos europeos y nuestras deportistas no han hecho más que darnos alegrías. El primer Euro Beach Soccer Cup no ha podido ser más fructífero para nuestras deportistas, ya que la selección española se ha proclamado Campeona de esta recién inaugurada Euro Cup, por lo que tendrán el honor de ser las primeras ganadoras continentales. La primera selección española de futbol playa femenino ha demostrado que sí, que se merecían que se crease una selección para representarnos en las competiciones internacionales.

También en futbol femenino, pero esta vez en césped, las sub19 intentaban por tercera vez consecutiva hacerse con el ansiado oro. Un partido difícil, bajo una lluvia torrencial que tuvo el partido parado más de hora y media. Las jugadoras lo dieron todo, tuvieron que jugar a fútbol en un terreno de juego prácticamente impracticable, la ropa parecía pesar kilos y kilos, pero no dejaron de luchar, de correr, de demostrar su calidad en ningún momento. Con el pitido final volvimos a ver desencanto, lágrimas y no precisamente de alegría. Muchas de ellas ya lo habían vivido en la categoría sub17.

Ahora no lo verán, pero su medalla de plata es un meritorio premio que poca gente puede conseguir.

El basket femenino también tuvo su protagonismo. La selección española sub18 se enfrentó en la final del Campeonato de Europa sub18 a Francia. Otro oro que se escapó en un partido que, como el de futbol, tuvo que ser suspendido por las goteras generadas por las lluvias que han protagonizado el fin de semana en el centro de Europa. Las nuestras lo intentaron, pero la poca efectividad en la línea de triple y un mayor dominio de las francesas bajo el aro, sepultaron las ilusiones de nuestras deportistas. Otra vez lágrimas de tristeza y sensación de derrota.

La tristeza se debe convertir en alegría, en alegría por saber que se ha hecho todo lo posible, que se ha trabajado con disciplina y esfuerzo. Que son el futuro y ¡que futuro! Un futuro prometedor para ellas y para el deporte femenino español, ese que en los últimos años nos está dando tantas alegrías y que está demostrando que se merece un lugar dentro de la sociedad por el que aún seguimos peleando.

mDS62yhqakaG_2ezaoj7qg

Fotos: http://deporteparamujeres.com | uefa.com/es | feb.com