El Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Internacional ha aprobado un cambio histórico en el programa olímpico, porque las modificaciones introducidas van a permitir un incremento real en la participación olímpica de las mujeres, un 48,8% del total, récord absoluto.

Cinco nuevos deportes, kárate, escalada, skateboard, surf y beisbol/softbol que llegan en paridad, así como los nuevos eventos que serán olímpicos por primera vez como el baloncesto 3×3, el Freestyle BMX y la prueba de Madison en ciclismo en pista, más la equiparación del número de eventos masculinos y femeninos en varios deportes, van a permitir un cambio real.

La presidencia de Thomas Bach es la primera que está dando pasos firmes hacia la igualdad. A los cambios realizados en la composición del propio Comité Olímpico suma ahora un salto cuantitativo en el terreno competitivo. La evolución del programa olímpico ha visto un cambio drástico en los últimos años, incorporando deportes que seguían discriminando a las mujeres, como el boxeo que no fue olímpico hasta Londres 2012, o los saltos de esquí donde las saltadoras no fueron admitidas hasta Sochi 2014, pasando incluso por los tribunales cuando no les permitieron saltar en Vancouver 2010.

Infografía Tokio 2020

Infografía JJ.OO. Tokio 2020. Fuente CIO

Reivindicaciones como esta han abierto muchos ojos, a nivel mediático, a nivel social y en el propio COI. Ese mínimo goteo de avances, se ha transformado en una cascada de modificaciones que van a suponer una participación femenina rozando la paridad, superando con creces el 45,2% de Río y el 44,2% de Londres.

 

Los Juegos de 2020 tendrán 15 nuevos eventos, y el doble de eventos mixtos (9 en Río, 18 en Tokio) pero con una reducción de 285 participantes con respecto a Río 2016.

Judo y vela contarán con idéntica participación, por número de atletas, de hombres y mujeres. Piragüismo, remo, tiro y halterofilia ofrecerán por primera vez igual número de pruebas masculinas y femeninas. Se ha optado por reducir el número de eventos masculinos para que ellas puedan ocupar el sitio que les corresponde. En piragüismo se cambian tres pruebas masculinas por tres femeninas: En slalom C1-F por C2-M y en línea entran C1-F 200m y C2-F 500m por C1-M 200m y K2-M 200m.  En remo, el cuádruple scull ligero masculino desaparece para que compita el cuatro sin timonel femenino.

La competición de tiro ha sido la menos aperturista pues ha optado por cambiar eventos masculinos por mixtos. En este caso, desaparece el doble trap, pistola 50m y carabina tendida 50m masculinos, dando paso a pruebas mixtas por equipos en trap, pistola 10m y carabina 10m. Unos cambios que serán todavía discutidos por la Federación Internacional de Tiro que ha convocado una Asamblea General Extraordinaria para el próximo 25 de junio.

La introducción de pruebas mixtas en el programa de Tokio 2020 es una de las claves para conseguir que las mujeres se acerquen a la igualdad. Triatlón contará con un nuevo evento, los relevos mixtos. Al igual que tenis de mesa donde habrá competición de dobles mixtos y tiro con arco y judo donde participarán equipos mixtos. Hasta el atletismo y la natación se ha sumado a la incorporación de pruebas mixtas incluyendo en el programa el relevo de 4×400 mixto (atletismo) y el 4×100 mixto (natación).

El boxeo es uno de los deportes que ha reducido el número de pruebas masculinas (de 10 a 8), para aumentar las femeninas (de 3 a 5), aunque no ha equiparado cuantitativamente las dos categorías. En Tokio habrá ocho eventos masculinos y cinco femeninos (-51 kg, -57 kg, -60 kg, -69 kg y -75 kg).

En natación, podremos ver si nuestra campeona olímpica Mireia Belmonte opta por disputar los 1.500 metros, una distancia que no se contemplaba en categoría femenina en JJ.OO. y que estará en Tokio.

Waterpolo incrementa el número de selecciones femeninas participantes, de ocho a diez, aunque reduce la composición de los equipos de trece a once waterpolistas.

Cambios históricos que impulsarán el avance de las mujeres en el deporte y que no han olvidado a las y los más jóvenes, porque el programa incluye modalidades más urbanas y de interés para ellas y ellos, como el Freestyle BMX, el skateboard y el baloncesto 3×3, una variante del deporte de la canasta que está poco a poco ocupando las plazas de las ciudades y que en España es la única selección absoluta de baloncesto dirigida por una mujer, Anna Junyer.

¡Bienvenido, el cambio! ¡Bienvenido, Tokio!