Javier Reyero

¿Que el deporte que interesa sólo es fútbol masculino?

Estamos celebrando y queremos compartirlo con todas vosotras. Qué gran debut para la selección española que se marcó uno de esos partidos que se quedan en la retina. 13 GOLAZOS. La selección de Montenegro los encajó.

Estamos de enhorabuena, porque por mucho que nos digan que está todo hecho y que nos resignemos, que el deporte femenino no tiene cuota, sentimos deciros que no estáis en lo cierto. Ayer el partido hizo un share de 3,3%. Más de 315.000 espectadores. Teniendo en cuenta que la cadena tiene una media del 5,9% es más de su media. Es más de lo que hizo un capítulo de Hawái 5.0. Y es una clara apuesta de la cadena por abrir otros nichos. Miren el link, tiene dos anuncios. Dos. 1+1. Publicidad. Dinero, Cuota de pantalla. Dinero. 

El deporte femenino, como cualquier deporte tiene cuota de pantalla. Es un problema con varios vértices.

El primero, la negación de algunos “profesionales” que continúan en el NO. El otro día, en la conferencia sobre deporte femenino y medios de comunicación, el Consejo Superior de Deportes, invitó a un único periodista a contarnos. Un señor. Javier Reyero. Vino a decirnos que lo olvidásemos. Que el deporte que interesa sólo es fútbol. Y de señores. Y todos los programas deportivos entre una liga y otra, se rellenan con hablar más de fútbol. De especulaciones de fútbol, de señores con señores que especulan de señores y sus clubes.

Que poco acierto por parte del CSD. Nos hubiese gustado hablar con Paloma del Río, María Escario, Paloma Zancajo o Cristina Gallo. Nos hubiese gustado debatir con María José López González. Nos hubiese encantado conocer propuestas y datos más actuales, y no que nos dieran un libro obsoleto del año 2011. Gracias CSD. Están ustedes con una fuerte necesidad de actualización. Clara Sainz de Baranda tiene una tesis sobre este tema del 2014. Sin comentarios.

Cuando las televisiones se partían la cartera para conseguir las emisiones de fútbol a golpe de talonario, algunas televisiones, privadas en este caso, Tele5, se apuntaron a crear un producto con grandes cuotas de audiencia, Y para eso necesitaban un líder. Un alguien a quien seguir y admirar. Así nació la Formula 1 y Fernando Alonso como gran escudero. Muchas hora de tertulias hacen falta para encumbrar a alguien. Pero si repartimos entre todos es pastel, se consigue. Así que, si. Si podemos tener cuotas de audiencia. Miren el fútbol americano femenino. Apuesten por crear audiencia. Que sabemos cómo hacerlo.

O no sabemos, y eso nos lleva a un segundo vértice.

Somos seres gregarios. Nos gusta identificarnos con algo para diferenciarnos del resto. Hacemos pequeñas manadas de las grandes y eso nos conforta. Nos define. Los patrocinadores saben esto. Hay un gran mercado de productos que nos vende lo que no necesitamos para que nos sintamos diferentes en esa gran masa de iguales. Hay que diferenciarse. ¿Cómo? De mil maneras. Algunos piensan que nadie tiene la varita mágica de quien va a querer que. Mienten. Sí que lo saben y saben cómo venderlo.

El dinero, los beneficios. El éxito comercial. Hagan sus apuestas. Todo el mundo quiere un caballo ganador y salir en la foto. La fórmula, Todos queremos lo que amamos. Lo que conocemos. Es un mercado que se retroalimenta. ¿Lo saben o se lo cuento? Cuota en los medios. Cuota en los medios. Cuota en los medios. Repitan conmigo. Cuota en los medios.

Y aquí vamos a otro de los vértices. O mejor de las aristas. No quieren darnos esa cuota. Repartirla significa perder ellos la suya. Su pastel. Su anillo dorado. Sus grandes y únicos conocimientos de todo lo que nadie necesita saber sobre Ronaldo. Si pierden esa cuota, perderán ingresos por publicidad. Perderán venta de camisetas y de entradas. Perderán dinero de derechos de imagen. La gallina de los huevos de oro. Por eso defienden la perpetuación de su status quo.

La selección española femenina arrasa a Montenegro con un saco de goles (13-0). Ver online vídeos.

La buena noticia es que se les acabó el discurso, Así que celebremos. Celebremos y exijamos respeto e Igualdad. Exijamos por goleada, una mayor que la que Boquete y su equipo han metido a Montenegro. En el discurso obsoleto de las deportistas y los medios de comunicación, que nos ofreció el CSD, quedó patente que el deporte femenino no llega apenas a una cuota de 5% en los medios, la situación es reversible.

Igualdad es una palabra que no entró dentro del discurso de Javier Reyero.  No entiende el concepto. Somos mayoría. El 50% de la cuota es nuestra. Vamos a pelear por ella y todas vamos a ganar. Estamos preparadas. Nos sobra talento y preparación.

Let´s play