Discriminada por ser deportista

Discriminada por ser deportista

El siglo XXI sigue avanzando, pero los progresos ante la discriminación parecen estancados en siglos anteriores. Estos días se está hablando mucho sobre el descenso del Sella, y no precisamente por su buen ambiente festivo o por ser una internacional que lleva celebrándose más de 80 años.

Beatriz Manchón es una de nuestras piragüistas más laureadas de nuestro país. Se retiró de la alta competición hace cuatro años y ha decidido volver a competir en lo que más le gusta. La federación de piragüismo ha introducido en sus competiciones de K2 la modalidad mixta, pero parece que algunas pruebas no se han enterado o no se quieren enterar. Beatriz y su compañero Manuel Bustos no podrán competir en esta tradicional prueba ya que no permiten a la piragüista participar en una categoría que se supone es superior a la suya.

Como cuenta la abogada María José López para la publicación iusport.com esto no es más que una discriminación por género, algo que va en cuenta de nuestras leyes.

A continuación os dejamos en artículo de María José en el portal jurídico.

“Recientemente la deportista Beatriz Manchón, se ha visto resuelta en denunciar lo que entiende que constituye una discriminación por el hecho de ser vetada en el descenso del Sella, junto con su compañero, en la participación del K2 mixto.

 

La Federación sí, como normativa, permite  que el K2 mixto pueda participar en categoría hombre. La sorpresa ha sido que en el Sella no ha habido opción a ello; a pesar de que ambos, según han manifestado, han participado  en el Campeonato de España, así como en regatas nacionales.

 

Parece ser que esta prueba, por hechos precedentes, la participación de la mujer, según como, no está siendo ni es pacífica. La inercia de los años ha hecho tener la creencia de una competición en la que la mujer participa en aquella categoría que el pasado consignó como hecho consumado.

 

Con difícil progresión de acuerdo a los méritos deportivos de la deportista. Poco adecuado a la realidad del siglo XXI. ¿Por qué cerrar categorías superiores a la participación de las mujeres? Este hecho, podría ser categorizado como discriminación directa, tal como así está definido en la propia Ley de Igualdad de 2007, que señala:

 

Artículo 6 Discriminación directa e indirecta

1. Se considera discriminación directa por razón de sexo la situación en que se encuentra una persona que sea, haya sido o pudiera ser tratada, en atención a su sexo, de manera menos favorable que otra en situación comparable.

 

2. Se considera discriminación indirecta por razón de sexo la situación en que una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros pone a personas de un sexo en desventaja particular con respecto a personas del otro, salvo que dicha disposición, criterio o práctica puedan justificarse objetivamente en atención a una finalidad legítima y que los medios para alcanzar dicha finalidad sean necesarios y adecuados.

 

3. En cualquier caso, se considera discriminatoria toda orden de discriminar, directa o indirectamente, por razón de sexo.

 

Claramente podemos establecer que  a esta deportista se la está discriminando, en base a impedirle el acceso a esa prueba deportiva, por el hecho de ser mujer y esto no es aceptable, desde el punto de vista de la normativa de nuestro país, con rango de Ley Orgánica.

 

Lo que aquí se está denunciando no es otra cosa que un hecho de discriminación directa por razón de sexo, porque en otras categorías de veterano o juveniles no pasa. Y esto es lo grave, no se puede uno esconder en la tradición de años, en los que las mujeres, por circunstancias, no participaban para seguir perpetrando, lo que podríamos denominar, sin duda alguna,  discriminación directa. Porque está basado en el hecho exclusivo del sexo y esto es lo que hay que lamentar. Este hecho, por tanto, debería tener consecuencias y serles de aplicación en relación, por ejemplo, al artículo 10 de la propia Ley de Igualdad de 2007:

 

Artículo 10 Consecuencias jurídicas de las conductas discriminatorias

Los actos y las cláusulas de los negocios jurídicos que constituyan o causen discriminación por razón de sexo se considerarán nulos y sin efecto, y darán lugar a responsabilidad a través de un sistema de reparaciones o indemnizaciones que sean reales, efectivas y proporcionadas al perjuicio sufrido, así como, en su caso, a través de un sistema eficaz y disuasorio de sanciones que prevenga la realización de conductas discriminatorias.

 

Convendría, por tanto, en aplicación de la legislación y en atención a este artículo instrumentalizar medidas para que las actuaciones claramente discriminatorias tengan consecuencias. Y más teniendo en cuenta que las tradiciones nunca pueden ser causa de hechos que discriminen por se.

 

María José López González

Abogada”

Esperemos que la lucha de Beatriz y Manuel lleve a que en la próxima edición ella y otras mujeres puedan disputar la prueba en la máxima categoría.

Enlace al artículo en el portal iusport.com

Entendiendo la Igualdad. El éxito que aplaudimos de Jacquie Agnews

Entendiendo la Igualdad. El éxito que aplaudimos de Jacquie Agnews

Hay mujeres que nos dejan un listón alto en el que mirarnos y que marcan el camino a seguir para que la igualdad sea una realidad. Es fácil, no hay que ponerse a diseñar grandes programas ni a marear perdices. Hay que ponerse a aplicar la realidad de la igualdad.

Jacquie Agnews lo ha entendido y ha empezado a aplicar la igualdad en el salario. Equal play, Equal pay. Fué una campaña que se empezó a gestar en los grandes equipos de primera división.

EqualityFC es un compromiso con la mujeres. Y con los hombres. Y con los valores del deporte y del trabajo en equipo. Y con la sociedad que queremos construir.

El Lewes FC nació en 1885 y es el único equipo de primera división del Reino Unido que va a pagar lo mismo a sus jugadores y las jugadoras. Una actitud que deseamos sea contagiosa y que expanda la igualdad por todo el territorio más allá del fútbol.

Nosotras vamos a escribirles para darle la enhorabuena y a sumarnos, por supuesto a esta solución de aplicar la igualdad.

Invitamos a todos los clubes a que se sumen a este experimento de realidad. Porque cuando hablamos de enfrentar los retos, debemos de poner sobre la mesa la igualdad de género. Estos días se ha hablado y mucho de cómo España no ha conseguido ninguno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Teníamos uno, el número 5 la igualdad de género y nos lo han quitado al poner en valor los indicadores que más ajustan a la realidad. Deberíamos reflexionar sobre ello, ahora que tendremos algunos momentos al sol.

El futuro tiene más desafíos que la próxima copa o la Liga que se jugará. Hablamos de entender que construir un planeta más justo para todas las personas que vivimos en el. Y el deporte es un vehículo maravilloso que no entiende de razas ni de países. Entiende de equipo y de superación. Será nuestra mejor jugada, asi que si. Piensen en cómo mejorar su vestuario, en tener a más mujeres en los puesto de toma de decisiones. Sean valientes, esto no podremos hacerlo solas. Cada vez, oímos más voces masculinas que se suman a cambiar la discriminación de las mujeres en la familia deportiva. Por eso, aplaudimos la valentía de Lewes FC Y esperamos a celebrar quien será el primer equipo español que lo haga. Y el segundo… Esperamos a ver a esos jugadores dando lecciones de feminismo como Murray, Porque los habrá, no lo duden. La cuestión es quién será el primero. ¿Quíen será el primer futbolista? ¿El primer club?

El fútbol femenino ha crecido en todos los países, incluido España. Pero continúa discriminado, no por su juego, sino por la omnipresencia del espectro masculino que lo acapara todo. Y si, los patrocinadores solo quieren salir en la tele, no se equivoquen. Por eso seguimos pidiendo que los espacios pagados con dinero público se destinen al 50% a las mujeres. A todas las deportistas y a todas las disciplinas. La grandeza del deporte viene con muchas medallas que ya nos podemos colgar.

#practicaigualdad

 

 

Presentando a las nuevas vicepresidentas

Presentando a las nuevas vicepresidentas

Cuando empezamos a trabajar en la AMDP habéis sido muchas las mujeres que  han ayudado, inspirado y sobre todo aportado en cuestión de trabajo y apoyo.

Dos de esas mujeres se han incorporado en la junta directiva de la Asociación. Paloma Zancajo y Cristina Gallo, no deberían necesitar presentación para aquellas que estamos dentro del mundo del deporte femenino. Ambas son un referente dentro del periodismo deportivo. Por eso nos sentimos honradas y orgullosas de que hayan aceptado ser Vicepresidentas y parte más activa y sobre todo que aporten su saber hacer en el año que tenemos por delante.

Agradecer a las dos mujeres que dieron el primer paso adelante para formar las bases de la AMDP, Verónica Jurado, que seguirá llevando el departamento de difusión de RRSS y nuestra pentacampeona María Mentxaka que continúa con el maravilloso trabajo de la web y el diseño de esta asociación y alguna sorpresa más que estamos trabajando y que esperamos poder contaros pronto. Gracias a las dos  y por todo este año de trabajo, ilusión y por hacer crecer de la nada un proyecto tan grande como es la AMDP.

Ayer hablamos de muchas cosas, de los cambios que tenemos que hacer y de las necesidades que tenemos para poder hacer del la AMDP un lugar para todas las mujeres que nos dedicamos al deporte profesional y su gran familia. Siempre que seas mujer, serás bienvenida. Y si eres uno de esos hombres que has entendido que la la igualdad hay que practicarla, gracias. Súmate y ayuda a sumar.

Con la nueva junta directiva, tenemos nuevos retos. Los más importantes, aquellos que hemos estado peleando y escuchando de todas vosotras. 

La formación es uno de ellos, y estamos cerrando unos cursos para aprender a trabajar con los patrocinadores, de la mano de los profesionales del marketing. Creemos que es básico poner sobre la mesa más conocimiento para enfrentarnos a los desafíos.

El asesoramiento, por eso, estamos terminando de crear un gabinete jurídico para que os pueda asesorar en cuestiones legales de contratos y asesoría contable. Hemos cerrado un acuerdo con emteSPORT para poner más género en las instalaciones deportivas y en las instituciones que las gestionan.

Más visibilidad, gracias a Líderas y Ganamos con Ellas, referentes del deporte femenino con una larga  trayectoria de apoyar a las mujeres deportistas. Ellas son las pioneras y las que cada día, cada semana, buscan y nos traen los problemas y éxitos de cada deportista de este país. Su trayectoria y trabajo diario avala su esfuerzo, lejos de esta nueva moda del deporte femenino.

Nuevas campañas para darnos a conocer y poder seguir sumando más, nuevos proyectos y cómo hacerlos posibles. Más internacionalidad y alianzas con todas las asociaciones de deporte femenino…. Como veis, crecemos. Vamos sumando cada día más para pelear conjuntamente. Más allá de la deportista, la entrenadora, la árbitro, psicóloga, fisioterapeuta, periodista…. la mujer deportista profesional.

¿Quieres ser parte? 

 

 

 

Feliz Cuatro de Julio. Feliz Cumpleaños AMDP.

Feliz Cuatro de Julio. Feliz Cumpleaños AMDP.

Hemos pasado un año de aprender que el deporte femenino sigue necesitando mucha atención. Demasiados retos para las más de 771.746 mujeres deportistas federadas en nuestro país. Somos el 21,5% frente a  los 78%  2.814.387 de licencias masculinas. En los cuadros técnicos, los datos no existen o son irrelevantes. Este es  país que no quiere mucho a sus mujeres. Lo hemos comprobado este año donde muchas de vosotras os acercáis a la AMDP para contar que las cosas, no van bien. Que después de la foto de la medalla,  la realidad se muestra oscura.

Este año hemos aprendido que ser medalla olímpica no garantiza una continuidad en al carrera deportiva. Y llegar hasta conseguir ese puesto entre las mejores del mundo, después del esfuerzo y del sacrifico, de ser Marca España y de llevar a lo más alto cualquier carrera deportiva, no es garantía de nada. Tampoco lo es la copa del mundo, ni de Europa… y eso si ganas. Y si no? Y si te lesionas?

Tenemos demasiados frentes a los que seguir atacando con fuerza. Una ley del deporte de este siglo XXI donde la igualdad 50-50 sea un hecho y no un titular. Unas políticas audaces capaces de desmontar el abandono de las mujeres en el deporte. Unas leyes que acaben con la corrupción y con la mala gestión de las federaciones. Unos medios de comunicación públicos que corten desde ya el abuso sistemático de los canales de televisión para exhibir cada día, en prime time los logros del fútbol masculino. Un dinero que se paga con los impuestos de todas y todos y que incumple hasta la obscenidad cualquier ley de igualdad. El derecho a la información, incluida la información deportiva debe de ser tratado con todo el rigor e igualdad. Hay muchos deportes, esos que llaman minoritarios ( sic) y cada fin de semana, tenemos campeonas en este país.

Los viejos mantras que amparan la audiencia en una RTVE de servicio público, ya no sirven. Ni para las televisiones autonómicas ni locales. Deben de sustentar un servicio a la ciudadanía. El dinero público y su gestión deben de estar sometidos a una ley de transparencia. Y no a la lamentable situación de invisibilidad a la que las mujeres están sometidas con la complacencia del 50 % de la población masculina. Un 90% de deporte masculino frente a un escaso 5%. Seguimos ahí. Por mucho que el señor secretario de estado diga que hemos conquistado portadas. Será en sueños. La realidad es muy clara. La relación con la visibilidad y el patrocinio está unida. La invisibilidad y la ausencia de recursos económicos es la misma de siempre.

Tampoco nos sirven estos grandes alardes de publicidad institucional, donde lo que supuestamente iba a ser la luz verde para el deporte femenino, se basa en unos ingresos (que se iban a hacer de todas las maneras) de 2M y unas deducciones fiscales del 90%. Y una prima por ganar la liga para cada jugadora de 53 euros. Eso, es el abuso de los derechos de imagen de las mujeres deportistas porque no reciben una remuneración acorde ni profesional. Y eso, con las bendiciones de  un CDS que se ampara en programas que venden a bombo y platillo y que estamos testando son a todas luces ineficaces e insuficientes. De momento, no llega al 9% el número de mujeres beneficiadas en ayudas a los estudios, o cursos o matrículas o ayuda para cuidado de la prole. Nada que veamos que es específico de la mujer. Así que seguiremos instando a que este programa desaparezca por carecer de utilidad. Que se incluya en los presupuestos generales y que se reparta al 50-50. Con políticas que incentiven la participación igualitaria de las deportistas incluyendo los cuerpos técnicos.

Las políticas sirven, las leyes son necesarias, su cumplimiento obligado y su incumplimiento penado. 

Hemos preparado una memoria con todas las actividades que hemos hecho y ahora nos juntaremos para preguntarnos qué vamos a seguir haciendo en el próximo año. Ampliar las alianzas con todas vosotras. Seguir escuchando los problemas que hay en el deporte femenino y sobre todo, construir.

Es básico seguir aumentando el tejido asociativo deportivo para poder tener mayor capacidad organizativa. Debemos ser más responsables con nosotras mismas y creer que podemos profesionalizar y monetizar el deporte como forma de vida. SI. Queremos y podemos vivir del deporte. Y para eso, seguiremos insistiendo en la necesidad de que os asocies. Cada club, cada equipo, cada deporte. Por comunidades o por deporte. Nos dá igual. Con la AMDP o con la Asociación de mujeres de ciclismo Asturiana.  Señoras, es la única manera de ser más efectivas en nuestras peleas y reivindicaciones, Asóciense. Y verán que hay muchas reivindicaciones comunes. 

Porque cuando hablamos de igualdad, hablamos de todas. Atletas, periodistas, paralímpicas, entrenadoras, deportistas, fisioterapeutas, árbitras…. todas a una para conquistar este espacio que es nuestro por derecho. Y todas unidas. Con las madres que nos apoyan, las empresas que nos financian y algunos hombres que se están sumando a este reto de acompañarnos en el camino de la igualdad.

Tenemos uno de nuestros doce retos conseguidos. El programa de España Compite se podrá utilizar esperemos que pronto. Un programa que sirve para que el dinero que os donan empresas y familias puedan tener una deducción fiscal del 40%. Está aprobado y esperamos que lo vuelvan a poner en marcha pronto  y nos beneficiemos todas. ( y todos)

Gracias por ser. Por estar y por enseñarnos cada día que esto no es fácil. Para que no abandonemos y seamos cada vez más. Que nos tenemos y que hay que seguir peleando.

Estamos juntas y estamos cambiando las reglas del juego.

Disfrutemos de los fuegos. Celebremos. Y volvamos al trabajo.

 

 

 

 

 

Un pacto desde el mundo del deporte (a propósito del nuevo marco normativo)

Un pacto desde el mundo del deporte (a propósito del nuevo marco normativo)

Los días 6, 7 y 8 de junio ha tenido lugar unas jornadas entre el COE y el CSD, acerca de un nuevo marco jurídico para el deporte, coordinadas brillantemente por Carmen Pérez y Alberto Palomar. Unas jornadas que han puesto de relieve la necesidad de llevar a cabo un cambio normativo.

 

Y hacerlo, teniendo en cuenta que la realidad de 1990 no es igual que a la de 2017. Con ser una obviedad, no deja de ser sustancial de fondo para ponerlo de manifiesto. De hecho, desde la confluencias de todos los sectores del deporte – COE, Federaciones, Asociaciones de deportistas, Ligas, expertos en la materia, entre otros- se han señalado elementos de calado con los que estamos conviviendo y que rinden cuenta, respecto a la necesidad de ese cambio.

 

En cuestiones que siguen muy presentes, una Ley del Deporte de 1990, que actuaría como una ley de armonización que ha visto decaer algunos de sus títulos, que permanece ajena al deporte femenino. De hecho, ni se ha planteado la transversalidad que supuso la Ley de Igualdad de 2007.

 

Y que tiene como compañeros de reparto normativos, entre otros, al Real Decreto de 1993, que regula el seguro obligatorio que todavía cuenta en pesetas; y que tiene otro Real Decreto de 1991 de Federaciones Deportivas, que sólo habla de ligas profesionales por sexo, en el artículo 24.

 

Un marco normativo que no ha sabido arrancar en la definición ya superada, por la propia historia de nuestro país, en relación al papel de las Federaciones, y a su proceso de publificación, con graves controversias en materias que debieran constituir parte del principio de la capacidad de autogobierno de las federaciones, en su concepto de sociedad civil.

 

Cuestiones de inexistencia de Ligas Profesionales, con falta de concreción de derechos laborales, que están desembocando en una clara discriminación como trabajadoras en el ámbito del deporte, ante, por ejemplo, ausencia de convenios colectivos.

 

O cuestiones tan sustanciales, como ese deportista y esa deportista que ejerce gran parte de su tiempo en su actividad deportiva y no tiene remuneración alguna, o ni siquiera se plantea. Y termina su carrera deportiva, unos veinte años vinculados – con dedicación exclusiva-, y nunca han cotizado por ellos.

 

Y dejan el deporte a los treinta años, y esa experiencia no le corresponde algún tipo de habilitación para el ámbito profesional. O ¿por qué no se ha desarrollado la disposición adicional sexta, de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, de participación de la recaudación en las apuestas deportivas, que fija que se reglamentará para fijar un porcentaje con retorno al deporte.

 

Y ¿para cuándo la definición del deportista profesional? Una definición más allá del 1006/1995, que regula el deportista vinculado a un deporte colectivo, pero ¿qué ocurre con el deportista que no está dentro de una disciplina de deporte colectivo?, ¿cuál es su marco regulatorio al que acogerse?

 

Y una encuentra, por ejemplo, que deportistas de golf se acogen a convenios colectivos de oficinas y despachos, ante toda esa innominada capacidad de definición de deportista profesional. ¿Para cuándo una vinculación real del mundo académico y mundo deportivo, en el ámbito de la Universidad pública, como sistema lógico de pertenencia de estos deportistas al ámbito de la Universidad de nuestro país.

 

La falta de concepto de deportista profesional y carrera profesional del deportista, sesgada, a veces, por el denominado deporte rey, se nos olvida que hay miles de deportistas que permanecen ajenos a derechos laborales como tales.

 

Y de todo ello podríamos poner ejemplos, el hecho que se da, que todos los deportistas extranjeros en ligas que no son profesionales – las femeninas todas-, o semiprofesionales – algunas masculinas-, tienen contratos los deportistas y las deportistas extranjeros, por requerimiento de la propia legislación española, por mor de la residencia; pero, en cambio, las y los deportistas españoles que no se encuentran en esa situación permanecen sin contrato.

 

Y esto ya sí que constituye una paradoja, de carácter discriminatorio. Y a más a más, para cuándo una ley de mecenazgo real, de inversión del sector privado en el deporte. Siendo conscientes que el dinero público al deporte es escaso y nunca va a poder, dada las circunstancias satisfacer el desarrollo de un sector que quiere ser propio, como identidad de una realidad identificable.

 

En esas mismas jornadas se ha puesto de manifiesto toda una serie de controversias jurídicas, que no están resueltas en relación al dopaje, la disciplina deportiva, la violencia en el deporte, la fiscalidad de los deportistas, el verdadero modelo federativo, como definición de futuro marco de corresponsabilidad deportiva en nuestro país.

 

Por lo que se pudo observar en las jornadas, hubo gran unanimidad a ese necesario cambio, y que ese necesario cambio debería hacerse muy consensuado. Y algunas, en ese consenso consideramos que debería comenzar con un pacto desde el mundo del deporte, para trasladar al resto de la sociedad, así como a los poderes legislativos y ejecutivo.

 

María José López González

Abogada

Enfermedades laborales e incapacidades en el deporte.

Enfermedades laborales e incapacidades en el deporte.

El concepto de la salud es y debe ser clave en la articulación de una verdadera política pública deportiva. De hecho, nuestro texto constitucional en su artículo 43 así lo establece, la unión entre salud, hábitos saludables y práctica deportiva. La cuestión ahora es conocer si efectivamente se da continuidad a la literalidad del texto constitucional.

 

Esto es, si verdaderamente hay un enganche real entre la salud y la práctica del deporte a todos los niveles. Porque, no hemos de obviar que la Ley Orgánica 3/ 2013 de 20 de junio se denomina de protección de la salud del deportista y lucha contra el dopaje.

 

Por tanto, hay una referencia al bienestar clara, en una Ley, que hay que indicar se ha centrado y ha requerido la mirada en el tema del dopaje, más allá de la salud, que es lo que, quizás, para algunos constituía la verdadera innovación de la misma. De hecho, su artículo primero señala:

 

“El objeto de la presente Ley es establecer un marco general de prevención de la salud y de lucha contra el dopaje en el ámbito de la práctica deportiva, en particular en el ámbito del deporte organizado o con licencia deportiva, en consonancia con los compromisos internacionales asumidos por España, con el propósito de establecer un entorno en el que predominen el juego limpio, la superación personal y la realización saludable del deporte”.

 

Y todo ello en consonancia con su artículo tercero, cuando concreta el significado de la protección de la salud:

 

“Se considera como protección de la salud en el ámbito del deporte el conjunto de acciones que los Poderes Públicos exigen, impulsan o realizan, según su respectivo ámbito de competencias, para conseguir que la práctica deportiva se realice en las mejores condiciones para la salud de los deportistas, así como para que se prevengan las consecuencias perjudiciales que puedan provenir de la actividad deportiva, especialmente, en el deporte de alta competición”.

 

Al hilo de esto, y analizando consecuencias que la práctica deportiva produce, quisiera hacer un ejercicio de  reflexión, sobre un tema que aún hoy, puede ser considerado como tabú, porque pone en evidencia todo este concepto de la salud del deportista, y su proyección en su ámbito profesional; e incluso, en su condición de ex deportista, y tiene que ver, una vez adentrado en la actividad propia del deportista, con aquellas consecuencias que son encuadrables en los conceptos de accidente laboral, en un mercado poco reconocible laboralmente, especialmente, en el ámbito de la mujer deportista, y en el denominado deportista autónomo.

 

Y en este sentido, quiero traer a esta reflexión el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, en cuyo artículo 156, nos define que se entiende como accidente de trabajo.

 

Artículo 156.- Concepto de accidente de trabajo.

 

Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena.

 

Y algo que no es ajeno al deportista de élite, por definición, que determina determinas secuelas, y que tiene que ver con el tema de la enfermedad profesional.

 

Artículo 157.- Concepto de enfermedad profesional.

 

Se entenderá por enfermedad profesional la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena en las actividades que se especifiquen en el cuadro que se apruebe por las disposiciones de aplicación y desarrollo de esta ley, y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional.

 

Pues bien, estos temas que en el ámbito laboral común han sido conformados, como parte de la garantía de derechos laborales de los trabajadores. Queda muy subsumido en el del deportista profesional y casi anecdótico en el ámbito del deporte femenino profesional, ante la ausencia de ligas profesionales, convenios colectivos, y una mínima presencia de relaciones contractuales, no más del cinco por ciento en la ligas más destacas – fútbol y baloncesto femenino-.

 

Porque la clave aquí es demostrar que esa lesión o ese accidente ha tenido su origen en el ámbito laboral; unido a ello en, ocasiones,  a algún tipo de incumplimiento empresarial, vinculado a las obligaciones de prevención de riesgos laborales y vigilancia de la salud del trabajador, que por mor de estas circunstancias estaría facultado para reclamar (penal, civil o laboral)  una compensación económica  por los perjuicios sufridos por la salud.

 

Aún más, y esto sí que es frecuente en el mundo del deporte, por el tema de los desplazamientos, la sentencia  de la sala 4 del TS  de 23 de diciembre de 2013 consideró accidente “in itinere”, el sufrido por un trabajador que se desplazaba el domingo  por la noche desde su domicilio  familiar a su residencia de trabajo para iniciar la jornada al día siguiente por la mañana.

 

La sentencia destaca que la respuesta judicial debe adaptarse a las nuevas formas de organización personal vinculadas con el trabajo donde una creciente movilidad de los trabajadores se ha convertido en una realidad cotidiana.

 

Y en el deportes, sin duda. Habiendo producido un concepto de ampliación de la laboralidad a todo el tiempo en que el trabajador desplazado, en consideración a la prestación de sus servicios ve sometidas sus decisiones a la empresa.

 

Estas reflexiones, a modo de apunto, que traigo en este artículo vienen a servir, una vez más, de punto de inflexión sobre ese concepto de laboralidad reducida, en el que sigue habitando el deporte profesional en nuestro país, si exceptuamos la dos grandes ligas profesionales masculinas. Y que evidencia, una vez más, la necesidad de ir armando un nuevo marco normativo, donde se establezcan toda esa formulación, que lleve aparejado un régimen jurídico del deportista y la deportista profesional.

 

María José López González

Abogada