Se busca persona capaz de conseguir la igualdad en el deporte.

Se busca persona capaz de conseguir la igualdad en el deporte.

Quizá es hora de ir anunciando que necesitamos alguien competente que sea capaz de poner el deporte femenino a la altura que merece. Y eso es, más o menos, equiparar al  masculino. Parece que la identidad deportiva y la Marca España no consigue equiparar géneros ni otros deportes. No sólo las deportistas, que apenas han variado el número de licencias. Estamos hablando de los equipos técnicos. Seguimos con una abrumadora mayoria de personal masculino. Casi la totalidad de las miles de personas que trabajan en el deporte en este país, si, siguen siendo hombres. Nuestra pobreza visual deportiva es escasa. La equiparación de la igualdad no es una prioridad del gobierno.

El objetivo número 5 no va con ellos.

Desafortunadamente, las políticas del gobierno durante estos seis años no han hecho sino poner en manifiesto la absoluta ineficaciad de aumentar el número de mujeres en el deporte profesional. Apenas llegamos al 20% de las licencias federativas. Ellos, siguen con una hegemonía del 80%. Queremos igualdad no un presidente que nos diga que #nonosmetamosenesto

Nos metemos y de lleno para poner de manifiesto y después de la fiscalización de las cuentas del deporte español, no podemos seguir siendo espectadoras. Se están moviendo muchas sillas. Unos dicen que el director general de deportes del Consejo Superior de Deportes, Jaime González Castaño ya ha fichado por Iberdrola y que nos vuelve a dejar huérfanas y sin rumbo.

No es que queramos hablar de sillones y puertas giratorias, pero desde que en Europa cuestionan seriamente las políticas energéticas y sobre todo las que puso el señor Soria en calidad de ministro, donde las subidas de la luz están ligadas a pagar a Florentino Perez unos millones por el Castor… No se, o todo está conectado o el gato se ha enredado con la madeja. Está el pinkwhashing y será el energy washing la nueva ventana?

Pero tirando y tirando del hilo, y viendo que los dineros que invierte Iberdrola no llegan más que para pagar algo que corresponde a los clubes y al Consejo Superior de Deportes como órgano regulador. Que la prima de la ganar la liga sea de 53 euros, mientras que cualquier jugador masculino gana 150 por una convocatoria en tercera, ya está bien.

Volvemos a revisar la nueva apuesta del CSD para “ayudar”  a los y las deportistas de alto nivel. Según sus propios datos, unos 4.000. ( y pasa ser DAN tienes que estar entre los 8 mejores del mundo, según Jesús Mardarás, Secretario General de Promoción e innovación deportiva del CSD 300 ADO con sus becas y 6000 deportistas entrenando en los CAR.

Y claro, no tienen dinero para todos ellos.( para mantenimiento de equipo técnico e instalaciones si deben de tener dinero)  No son rentables (?) y deben abrirse al patrocinio, crear su propia marca y venderse al mejor postor. La responsabilidad recae ahora en la persona del deportista. Necesitas tener además de marca, dinámicas competitivas de marketing.

Aquí tenemos que señalar algunas cosas.

En primer lugar, el deporte, como la cultura y la educación, que forman el mismo ministerio, no necesitan ser rentables. Necesitan ser los valores ( palabra muy manida y poco definida) de una sociedad. Necesitamos invertir en educación y tener una ciudadanía con capacidad de pensar, criticar, cuestionar y desarrollar mejoras en todos los ámbitos sociales. Necesitamos una sociedad que no robe. Que no mienta ni use las instituciones ni el dinero público para su enriquecimiento personal o de una parte de la sociedad. Necesitamos educación, de la buena. Y continua.

Necesitamos la cultura. El arte. La música.El teatro y el cine. La literatura y la poesía. El baile y todas las expresiones artísticas que demuestran nuestra capacidad para ser, pensar, crear y transgredir nuestras emociones y pensamientos. Qué nos hace más humanos que nuestra reflexión contra nosotros mismos ante el arte.

Y el deporte. Ese reflejo de estructura social. Ese altavoz que se quema en la antorcha. Esos valores de superación, trabajo en equipo y pertenencia a.

Estos epígrafes ministeriales, son el impacto de nuestra sociedad. No necesariamente necesitan ser rentables. Deben ser y proporcionar una variedad y fortaleza social. Y estamos invirtiendo ya mucho dinero para que así sea.

Ayer estuvimos en el Consejo Superior de Deportes, escuchando las propuestas de una nueva idea, el foro para deportistas de alto nivel, FIDAN.

FIDAN plantea ser un foro abierto y “gratuito” que se pagará con el dinero de los patrocinadores. Pretende ser un camino para acercar la empresa al deporte. Claro eso es, después de cargarse, ESPAÑA COMPITE. Donde el dinero de la empresa o de la familia ( soportes reales de cada uno de los deportistas de este país) iba integra y directamente al deportista. Hoy pasa a través de la Fundación Deporte Joven, y de ahí a la evaluación de un comité indeterminado de CSD y vuelve para que te ingresen el dinero que habías pedido para poder pagar los billetes e ir a una competición. Y luego, mandame las facturas.

Volvemos a exigirles a las deportistas que sean conscientes y ejemplares, para poder ser un mercado. Esa marca personal que supuestamente nos va a dar el dinero que el tejido deportivo, no es capaz de darnos. Será por que las federaciones no publican dónde y cómo distribuyen en dinero público y la mitad están intervidas, o cuando incluso la fiscalización de CSD revela la pésima gestión de lo público deportivo.

Ahora muchos de los hombres ( porque parece que no hay mujeres) nos van a salvar de nuestras miserias deportivas.

  • No se pueden tener opiniones políticas.
  • Tienes que cuidar tu imagen personal, porque vas a ser asociado a los valores de una empresa, que querrá pagar poco y sacarte el máximo. Además de lo que se lleven las empresas intermediarias.
  • Estarás haciendo tweets de bebidas y de camisetas o gafas pensando en que algún día cobres 3000 euros por un tweet, pero para eso tendrás que tener unos 50.000 seguidores.
  • Mientras, la televisión pública y la radio pública que pagamos con nuestros impuestos, van a seguir patrocinando y dando visibilidad a los futbolistas masculinos. Seguimos pagando la publicidad a Florentino y no nos descuenta ni un duro del Castor, que también lo pagamos todas.

Cuenta cuántos tweets tienes que hacer para poder llegar a la misma cobertura mediática de cualquier jugador del Real Madrid. Primetime en tres horarios, más radio, más programas para hablar de ellos. Todo eso con tus impuestos y los míos.

Mientras tanto, si tu consigues un patrocinador por tu cuenta, como has hecho hasta ahora, la federación de turno, no te dejará sacar el logo por que va contra su política y ellos no se llevan nada. Además, tendrás que contratar a una persona que te lleve la comunicación, porque el dinero que le damos, con nuestros impuestos, a las federaciones para eso, pues se lo gastan en otra cosa. Y ahora, recae sobre ti como deportista. ¿Será que las federaciones ya no sirven y acabaremos con ellas y con los agujeros negros y las deudas infinitas que tienen?

Volvemos a pagar por un servicio y además, como si fuera Airbnb, se llena de intermediarios que quieren cobrar por su trabajo (obvio) Hay una terrible falacia en etiquetar al deportista como PROFESIONAL LIBERAL.

No lo es porque depende de una Federación. O de la suerte de caerle bien a tu Presidente para poder competir. Dejaremos de darle dinero a las Federaciones y consideramos a los y las deportistas microempresas que no pueden gestionar con total libertad.

¿Dependerá del número de tweets? A CR le fue bien hasta para entrar en los juzgados en un coche con las lunas tintadas. Claro que se puede pagar al bufete de Montoro. Ex, perdón. Todo queda en casa.

Lo dicho. Si saben de alguien que tenga interés de verdad en colocar a la mitad de la población donde nos corresponde, pues que nos mande el cv. Porque si solo buscan rentabilidad y visibilidad, ya saben quien se va a llevar el pastel.

 

 

 

 

 

 

 

Paridad salarial: un derecho vinculado: ¿sería posible en el deporte?

Paridad salarial: un derecho vinculado: ¿sería posible en el deporte?

Islandia es el primer país del mundo en tener una ley, -denominada de paridad salarial-, una norma aprobada en abril de 2017 y que entró en vigor el 1 de enero de 2018. Esta normativa afecta a las compañías privadas y a los organismos públicos que tengan una plantilla de, al menos, veinticinco trabajadores. De no cumplirse tendrán que hacer frente a sanciones económicas importantes. En la misma dirección, no tan ambiciosa, Alemania ha aprobado una Ley que prevé que las empresas con más de doscientos trabajadores tendrán que probar que los hombres y las mujeres en puestos similares cobran los mismos salarios.

 

Es una evidencia que España ni es Alemania, ni es Islandia. Pero España con su Ley de Igualdad de 2007 trató de establecer una legislación horizontal y trasversal para que ese derecho a la igualdad en el ámbito laboral fuera tan efectivo, como eficaz a la hora de enarbolar el principio de la no discriminación en el mercado de trabajo.

 

Pues bien, me gustaría, siendo consciente de que se trata de una realidad simulada, poder asemejar este hecho al mundo del deporte, como escenario de mercado laboral que también debiera estar imbuido  de ese principio y derecho a la igualdad.

 

En el escenario laboral del deporte nos encontramos, si nos situamos en el ámbito de los deportes colectivos, que el instrumento de negociación y que regula esas relaciones laborales de forma más concreta, que es el convenio colectivo sólo es aplicable al trabajador hombre, en el caso de nuestro país.

 

Significa esto que en ese salario que se establecen ¿sólo es aplicable al ámbito del deporte masculino? ¿Y qué ocurre entonces con el femenino? ¿Que si hubiera una ley como la que se indica de Islandia o Alemania los clubes tendrían problemas, como empresas de este mercado laboral que es el deportivo?. Y a aún más, solo refiero al hecho de los salarios mínimos, no incluyendo las primas u otro tipo de emolumentos que tienen que ver, por ejemplo, con derechos de imagen, o con la realización de todo tipo de eventos deportivos fuera del ámbito de la pura actividad laboral.

 

Una se pregunta hasta cuándo la especificidad del deporte puede permitir que se mantengan distensiones de este tipo. Porque a nadie se le es excusa que en el mismo ámbito laboral, y desde la actividad de trabajador en puesto similar esos salarios deben ser diferentes por ser hombre o mujer. Más allá de otro tipo de consideraciones. Y atendiendo, por ejemplo, a nuestro texto constitucional, artículos 14 y 9

 

Artículo 9.2
…corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo  y de los grupos que se integran sean reales y efectivas..
Artículo 14:
Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquiera otra condición o circunstancia personal o social (trabajador/a).

 

Y centrándonos en la Ley de Igualdad, que se suponía virtualizaba todo ello en la transversalidad y trazabilidad de estos derechos, la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Una ley que manifiesta que

la igualdad entre mujeres y hombres es un principio jurídico universal reconocido en diversos textos internacionales sobre derechos humanos, entre los que destaca la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas en diciembre de 1979 y ratificada por España en 1983. En este mismo ámbito procede evocar los avances introducidos por conferencias mundiales monográficas, como la de Nairobi de 1985 y Beijing de 1995.

 

En relación a la misma apelamos al  artículo 5:

 

Artículo 5

Igualdad de trato y de oportunidades en el acceso al empleo, en la formación y en la promoción profesionales, y en las condiciones de trabajo.

 

El principio de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, aplicable en el ámbito del empleo privado y en el del empleo público, se garantizará, en los términos previstos en la normativa aplicable, en el acceso al empleo, incluso al trabajo por cuenta propia, en la formación profesional, en la promoción profesional, en las condiciones de trabajo, incluidas las retributivas y las de despido, y en la afiliación y participación en las organizaciones sindicales y empresariales, o en cualquier organización cuyos miembros ejerzan una profesión concreta, incluidas las prestaciones concedidas por las mismas.

 

No constituirá discriminación en el acceso al empleo, incluida la formación necesaria, una diferencia de trato basada en una característica relacionada con el sexo cuando, debido a la naturaleza de las actividades profesionales concretas o al contexto en el que se lleven a cabo, dicha característica constituya un requisito profesional esencial y determinante, siempre y cuando el objetivo sea legítimo y el requisito proporcionado.

 

Queda claro que con el marco laboral de nuestro país estos temas están postrado de caducidad normativa, y no debieran ser practicados de forma tan real, como la fuerza de la costumbre se manifiesta. Y ello porque un mismo ámbito laboral y una actividad practicada por hombres y mujeres, en igualdad de marco estatutario no debiera suponer esa distorsión de derechos, que discriminan per se.  Y si nos atenemos a esa especie de excepcionalidad manifiesta del propio artículo queda claro que no es aplicable en el deporte por cuanto  esa mujer está ejerciendo la actividad igual que el hombre-, esto es, el ser futbolista, jugadora de baloncesto o de balonmano, no sería encuadrable en el concepto de una naturaleza profesional no apta para las mujeres.

 

Y tampoco sería aplicable esta excepción en el hecho de, según Estatuto de los Trabajadores – marco laboral común- cuando lo encuadra en el ámbito de las relaciones laborales de carácter especial. Y al mismo tiempo, ese Real Decreto que lo regula, el famoso Real Decreto 1006 –, establece en su  artículo 21 – el carácter supletorio el Estatuto de los Trabajadores. Y si nos atenemos  a lo que regula en relación al tema de los salarios, queda claro en su artículo 28 – igualdad de remuneración por razón de sexo-. Si de verdad vamos en serio en esto de la igualdad, y de regular de cara a esa igualdad, sea el ámbito laboral que sea, y el deporte es uno de ellos. Deberíamos trabajar en esa dirección y evitar que la especificidad del deporte de impunidad a este tipo de praxis.

 

Y más cuando se debería empezar por distinguir lo que es un salario mínimo entre colegas de las misma actividad profesional, o lo que lo son las primas; así como otros derechos devengados por mor de la mercantilización de la imagen, además de otro tipo  conceptos de carácter económico.

 

María José López González

Abogada

 

En la fotografía de portada es Minerva Montero, que hoy es la nueva seleccionadora nacional de sub 23.

LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN LA GESTIÓN DEPORTIVA LOCAL: MÁS ALLÁ DEL PRINCIPIO DE IGUALDAD.  UN ANÁLISIS DE LA LEGISLACIÓN APLICABLE

LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN LA GESTIÓN DEPORTIVA LOCAL: MÁS ALLÁ DEL PRINCIPIO DE IGUALDAD. UN ANÁLISIS DE LA LEGISLACIÓN APLICABLE

Con motivo de la próxima jornada que vamos a hacer el dia 29 Noviembre del 2017 con el ayuntamiento de Parla en Madrid, hemos pedido a nuestra socia y compañera de departamento jurídico Anna Almécija  que nos preparase un documento sobre la aplicación de la legislación actual sobre la gestión deportiva con perspectiva de género.

Aunque a primera vista todo lo referente a textos legales nos puede parecer un poco farragoso, está lleno de claves y un poco de contexto que es interesante creemos para nosotras y vosotras.  En muchas ocasiones nos preguntáis sobre cómo se deben de organizar o solicitar medidas para hacer tal o cual evento. Creemos que es necesaria una formación constante desde una ciudadanía que demanda una aplicación de derechos que YA tenemos aprobados. 

Aquí tenéis un magnífico trabajo que esperamos sea una herramienta potente para poder afrontar las claves de trabajo deportivo con perspectiva de género en los ámbitos municipales. Para todas aquellas que tenéis un club, o queréis formarlo. Para las que lleváis trabajando con las deportistas y siempre os veis separadas de unos presupuesto municipales. Para las demandas de usos de espacios para trabajar el deporte femenino y poder subir esas cuotas de abandono de las deportistas. Para trabajar en el espacio de salud, porque cada euro invertido en deporte, son 10 euros que ahorramos en sanidad. Porque la pertenencia a un equipo deportivo local, crea identidad, cohesión y potencia la comunidad y sus relaciones.

El empoderamiento de cada una de nosotras a través del ámbito deportivo es necesario. Por eso creemos que el ámbito local y municipal es un terreno magnífico para empezar conquistar, porque es la parte más cercana a la realidad de la ciudadanía. Justo al lado de tu casa.

…..

LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN LA GESTIÓN DEPORTIVA LOCAL: MÁS ALLÁ DEL PRINCIPIO DE IGUALDAD.  UN ANÁLISIS DE LA LEGISLACIÓN APLICABLE

 

No descubrimos nada nuevo si afirmamos que el ámbito deportivo es uno en los que se sufre la mayor brecha de género y esta situación se manifiesta, además de en la propia práctica deportiva, en la escasa –  y en algunos deportes nula-  participación de las mujeres en los estamentos técnicos, arbitrales y de gestión.

Desde la perspectiva jurídica – que es la que pretendo realizar en este artículo-  ello no debería ser así ya que la norma suprema no deja lugar a dudas:

el artículo 14 de la Constitución española proclama el derecho a la igualdad y a la no discriminación por razón de sexo. Por su parte, el artículo 9.2 consagra la obligación de los poderes públicos de promover las condiciones para que la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas.

Pero, vamos más allá, no se trata solo de conseguir las condiciones de igualdad, es mucho más que aspirar a las cuotas. El ansiado 50-50 que por Ley debemos exigir se queda corto sino se incluye la perspectiva de género en la práctica y gestión del deporte. Ello supone estudiar las diferencias existentes entre mujeres y hombres en las condiciones, necesidades, índices de participación, acceso a los recursos, acceso al poder y a la toma de decisiones.

Las autoridades locales en cuanto que son las administraciones más próximas a la población, representan los niveles de intervención más adecuados para combatir la discriminación ya que pueden implementar acciones concretas en favor de la igualdad y la incorporación de la perspectiva de género. Por ello, veamos cómo se incorporan todos estos conceptos en la normativa que es aplicable a la gestión del deporte, centrándonos en el ámbito local:

 

El deporte en la Carta Europea para la igualdad de mujeres y hombres en la vida local.

En 2006 se aprobó la Carta Europea para la igualdad de mujeres y hombres en la vida local, destinada a los gobiernos locales y regionales de Europa, haciendo mención al deporte en su artículo 20 sobre la “cultura, deporte y tiempo libre”. 

 

Los signatarios de dicha Carta, entre otros compromisos, deben implementar o promover, cuando sea conveniente, medidas que permitan:

  • asegurar a mujeres, hombres, chicos y chicas el beneficio de un igual acceso a las instalaciones y a actividades deportivas, culturales y de tiempo libre;
  • animar a mujeres, hombres, chicos y chicas a participar en igualdad en deportes y en actividades culturales, incluidas aquéllas que tradicionalmente han sido consideradas principalmente como «femeninas» o «masculinas»;
  • animar a asociaciones artísticas, culturales y deportivas a promover actividades culturales y deportivas que critiquen una visión estereotipada de las mujeres y de los hombres.

 

A nivel estatal,

la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en su artículo 29 indica que todos los programas públicos de desarrollo del deporte deben incorporar la efectiva consideración del principio de igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres en su diseño y ejecución.

Asimismo, el gobierno ha de promover el deporte femenino y favorecer la efectiva apertura de las disciplinas deportivas a las mujeres, mediante el desarrollo de programas específicos en todas las etapas de la vida y en todos los niveles, incluidos los de responsabilidad y decisión.

Esta norma supuso un punto de inflexión que marca un importante cambio – por lo menos en teoría– ya que se pasa de la voluntad a la obligatoriedad de respetar el principio de Igualdad en todos los ámbitos de la sociedad, incluido el deporte, y en su referencia a programas específicos nos anima a pensar que ello incluye por lo tanto no solo igualdad, sino inclusión de la perspectiva de género.

Después de la aprobación de esa Ley, el Consejo Superior de Deportes, en enero de 2009, en su papel de gestor público del deporte en España, y partiendo de los principios incluidos en la Declaración de Brighton sobre la mujer y el deporte, promovió e impulsó un “Manifiesto por la igualdad y la participación de la mujer en el deporte” dentro de las actuaciones del Plan integral de promoción del deporte y la actividad física. Ahí sí que por fin de forma expresa se habla de perspectiva de género.

En el manifiesto se indica que el deporte y la actividad física, por su potencialidad educativa y mediática, constituyen un motor de cambio social y contribuyen desde hace tiempo a promover la igualdad entre mujeres y hombres. Y como medidas a poner en marcha, se concretan en diversas que tienen incidencia directa en las competencias que los ayuntamientos tienen en este ámbito:

  1. – Utilizar las posibilidades que ofrece el deporte como vehículo de formación de las personas y como transmisor de valores, con el fin de superar prejuicios y estereotipos que impiden a las mujeres y a los hombres desarrollarse según sus expectativas personales y su potencial individual.
  2. – Incluir la perspectiva de género en las políticas de gestión de la actividad física y el deporte para garantizar la plena igualdad de acceso, participación y representación de las mujeres, de todas las edades y condición, en todos los ámbitos y a todos los niveles: como practicantes, gestoras, dirigentes, entrenadoras, técnicas, árbitras, juezas, periodistas e investigadoras.
  3. – Introducir el principio de igualdad de oportunidades como una máxima de calidad en la gestión dentro de la responsabilidad social corporativa de todas aquellas instituciones o entidades relacionadas con la actividad física y el deporte.
  4. – Facilitar el acceso y promoción de las mujeres en el deporte de competición, favoreciendo su incorporación y reconocimiento deportivo y social en el alto rendimiento y posibilitando la conciliación de su formación académica, desarrollo personal y profesional.
  5. – Fomentar el empleo de estrategias coeducativas en el ámbito escolar y deportivo, así como contextos de participación y práctica que faciliten la incorporación de chicas y de chicos a todo tipo de actividades como hábito permanente.
  6. – Asegurar la formación con perspectiva de género de los y las profesionales de la actividad física y del deporte, de acuerdo con las exigencias que establece la normativa legal vigente para los diferentes niveles: universitario, formación profesional, enseñanzas técnicas y cursos de formación permanente.
  7. – Promover la investigación en materia de mujer y deporte con el fin de que sirva de apoyo a políticas de igualdad efectivas en el deporte, así como para la aplicación de programas y elaboración de herramientas y otros materiales que permitan avanzar hacia una actividad física y deportiva cada vez más equitativa.
  8. – Apoyar la formación de redes y equipos multidisciplinares en el ámbito deportivo donde los/las profesionales expertos/as en igualdad y en deporte intercambien sus conocimientos y experiencias para favorecer la igualdad y eliminar las barreras que aún la dificultan.
  9. – Reflejar en los medios de comunicación una imagen positiva de las mujeres en el deporte, diversificada, exenta de estereotipos de género y como modelos de éxito personal, profesional y social.
  10. – Alentar a patrocinadores para que apoyen el deporte femenino en su conjunto y los programas que potencien la práctica deportiva de las mujeres.
  11. – Establecer desde el ámbito de la actividad física y el deporte líneas coordinadas de actuación entre instituciones y organismos nacionales e internacionales que se ocupan de promover la igualdad entre mujeres y hombres, con el fin de optimizar los programas y las acciones.

 

Las competencias locales en materia deportiva. Su regulación en las normativas autonómicas

No hay duda alguna que los Ayuntamientos tienen competencias para implementar muchas de estas políticas y que, como hemos señalado, es la administración que mejor puede hacerlo de forma eficaz por su proximidad con las ciudadanas.

De forma expresa se regula en el artículo 25.1.m de la Ley 7/1985 de 2 de abril, reguladora de las bases de régimen local: las Entidades locales tienen competencia en materia de “actividades o instalaciones culturales y deportivas; ocupación del tiempo libre” y según el artículo 26.1.c, “los municipios con más de 20.000 habitantes deben prestar servicios de “instalaciones deportivas de uso público”

Si comparamos las Leyes autonómicas sobre deporte estas competencias locales se concretan de manera similar. A modo de ejemplo reproducimos los artículos sobre esta materia regulados en Cataluña y en la Comunidad de Madrid.

El artículo 39 del Decreto Legislativo 1/2000, de 31 de julio, por el que se aprueba el Texto único de la Ley del Deporte de Cataluña establece que corresponde a los municipios:

  1. a) Promover de forma general la actividad física y el deporte en su ámbito territorial, especialmente en el área escolar, y fomentar las actividades físicas de carácter extraescolar y recreativas en el marco de las directrices de la Generalidad de Cataluña
  2. b) Construir, ampliar y mejorar instalaciones deportivas en su territorio
  3. c) Velar por la plena utilización de las instalaciones deportivas existentes en su término municipal
  4. d) Llevar un censo de las instalaciones deportivas de su territorio.
  5. e) Velar por el cumplimiento de las previsiones urbanísticas sobre reserva de espacios y calificaciones de zonas para la práctica del deporte y el emplazamiento de equipamientos deportivo
  6. f) Cooperar con otros entes públicos o privados para el cumplimiento de las finalidades previstas por la presente Ley.

 

De una forma más extensa el artículo 23 de la Ley 15/1994, de 28 de diciembre, del Deporte de la Comunidad de Madrid indica que los Ayuntamientos ejercerán en sus respectivos términos las siguientes competencias y funciones:

  1. a) Promover de forma general la actividad física y el deporte en su ámbito territorial, fomentando las actividades físicas de carácter formativo y recreativo, especialmente entre los escolares.
  2. b) Construir o fomentar la construcción por la iniciativa social, ampliar y mejorar las infraestructuras deportivas en su territorio, mediante la elaboración y ejecución de los planes necesarios para dotar al municipio de la suficiente infraestructura deportiva.
  3. c) Gestionar las infraestructuras deportivas municipales, sin perjuicio de los conciertos o convenios que puedan celebrar con entidades públicas o privadas para su gestión.
  4. d) Elaborar y actualizar un inventario de las infraestructuras deportivas de su territorio abriendo el correspondiente registro de las instalaciones deportivas de la Comunidad Autónoma de Madrid.
  5. e) Asegurar el cumplimiento de las previsiones urbanísticas sobre reserva de espacios y calificaciones de zonas para la práctica del deporte y el emplazamiento de infraestructuras deportivas.
  6. f) Cooperar con otros entes públicos o privados para el cumplimiento de las finalidades previstas por la presente Ley.
  7. g) Prestar, en su caso, el servicio público deportivo municipal.
  8. h) Velar por las condiciones de seguridad e higiene de las instalaciones deportivas.
  9. i) Ejercer cuantas otras funciones y competencias les estén atribuidas en virtud de la normativa estatal, de la presente Ley y de las normas que la desarrollan; así como todas las que pudieren ser transferidas o delegadas.

Como hemos adelantado, en las diferentes Leyes autonómicas, se citan las concretas competencias municipales en el mismo sentido que las expuestas (véase por ejemplo el artículo 8 de la Ley 4/1993, de 16 de marzo, del deporte de Aragón; el 9 de la Ley 2/1994, de 29 de diciembre de Asturias; el 12 de la Ley 14/2006, de 17 de octubre del deporte de Illes Balears; el artículo 4 de la Ley 8/1997, de 9 de julio, canaria, del deporte; el artículo 7  de la Ley cántabra 2/2000, de 3 de julio; el artículo 7 de la Ley 5/2015, de 26 de marzo de la actividad física y del deporte de Castilla-la Mancha; el artículo 7  de la Ley 2/2003, del deporte de Castilla León; el   artículo  7  de la Ley 2/2011, de 22 de marzo, del deporte y la actividad física de la Comunidad Valenciana; el artículo  8 de la Ley 2/1995, de 6 de abril, del deporte de Extremadura; el artículo 8   de la Ley 3/2013, de 2 de abril del deporte de Galicia; el  artículo 10 de la Ley 8/2015, de 24 de marzo, de la actividad física y el deporte de la Región de Murcia; el artículo 7 de la Ley Foral 15/2001, de 5 de julio del deporte de Navarra; o el artículo 6 de la Ley 14/1998, de 11 de junio del deporte del País Vasco)

La asignatura pendiente: incluir la perspectiva de género en las normas sobre deporte

¿Qué ocurre con la perspectiva de género en nuestra normativa? Pues que ni la Ley 10/1990 de 26 de junio, del Deporte, ni el Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio, por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales, hace mención alguna al concepto de género ni de igualdad en esta actividad profesional.

La única mención en la Ley del Deporte citada es en cuanto al Tribunal Administrativo del Deporte cuya composición, organización y funciones se desarrollarán reglamentariamente, bajo los criterios de mayor simplificación y reducción del gasto posible. En todo caso, en su composición se garantizará el cumplimiento del principio de presencia equilibrada de mujeres y hombres, salvo por razones objetivamente fundadas, debidamente motivadas.

En algunas de las Leyes autonómicas de deporte que hemos citado en el apartado anterior se hace una referencia concreta a la perspectiva de género, desde la promoción de la actividad física y deportiva de la mujer, aunque en otras, como en la de Aragón o Comunitat Valenciana, no encontramos cita alguna.

Destacamos la citada Ley 8/2015, de 24 de marzo, de la actividad física y el deporte de la Región de Murcia, que indica en su artículo 4 que los programas públicos de desarrollo de la actividad física y el deporte incorporarán la efectiva consideración del principio de igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres en su diseño y ejecución. También añade que se favorecerá en sus programas subvencionables a aquellas entidades deportivas que implementen medidas adecuadas para la aplicación real y efectiva del principio de igualdad entre mujeres y hombres. Y finalmente se regula que, para acceder al régimen de conciertos o convenios con la Administración regional, las entidades deportivas deberán acreditar que en su organización y funcionamiento actúan con pleno respeto al principio de igualdad mediante la integración de la perspectiva de género y la articulación de medidas o planes de igualdad orientados a dicho objetivo.

La norma de Navarra contempla, en su artículo 49 que se fomentará de forma prioritaria la incorporación de la mujer a aquellos ámbitos de las actividades deportivas en los que no estén debidamente representadas.

La Ley de Canarias, en su artículo 3 incluye a las mujeres en los “Colectivos de atención especial” junto con los niños, mayores y discapacitados: ”en el fomento de la actividad física y del deporte se prestará especial atención a los niños, jóvenes, mujeres, personas mayores, a los minusválidos físicos, psíquicos, sensoriales y mixtos, así como a los sectores de la sociedad más desfavorecidos, teniendo especialmente en cuenta aquellas zonas o colectivos a los que la ayuda en estas actividades pueda suponer una mejora en su bienestar social”  En una redacción parecida, el artículo 4 de la Ley de Asturias, o el 2 de la Cántabra, el 3.5 de la Ley de Castilla-La Mancha

En la Ley de Galicia se recoge como un principio rector de la Ley “el impulso de la participación de la mujer en todos los ámbitos de la actividad deportiva”. En el mismo sentido el artículo 4 de la Ley de Castilla-León, el 2 del País Vasco, el 3 de Cataluña o el artículo 3 de la de Extremadura, o el 2 de Madrid que indica que es un principio rector de la política deportiva “facilitar el acceso de la mujer al deporte”

Finalmente, citamos la Ley de les Illes Balears que contempla como uno de los objetivos y las finalidades de las políticas deportivas de las administraciones públicas “promover las condiciones que favorezcan la igualdad de la mujer en el deporte y su incorporación a todos los niveles deportivos, técnicos y directivos”

Iniciativas para incluir la perspectiva de género en la gestión deportiva.

Vayamos a prácticas concretas. Para empezar, es imprescindible instar a las administraciones públicas, de todos los niveles, para que no financien o patrocinen eventos o competiciones deportivas donde los premios para una misma categoría sean diferentes entre hombre y mujeres, lo cual todavía es frecuente.

Asimismo, deben revisar todos los aspectos del evento deportivo para que no haya ningún extremo que pueda resultar sexista (el lenguaje, la ceremonia de entrega de premios, posters donde solo se presenten deportistas masculinos, etc).

Centrándonos en el mundo local, mencionamos por excepcional la práctica del Ayuntamiento de Zaragoza.  Este consistorio ha dado un paso en apoyo al fútbol femenino con una apuesta por la promoción real de este deporte entre las mujeres, incluyendo la obligatoriedad de tener equipos femeninos para los clubes que quieran ser concesionarios de una instalación municipal. La Concejalía de Deportes del consistorio zaragozano ha aprobado un pliego de condiciones entre las que se encuentra la obligación de tener un equipo femenino en tres temporadas para fomentar el fútbol femenino.

Otros Ayuntamientos tienen publicadas guías de buenas prácticas para la igualdad en las que incluyen un apartado relativo al deporte.

Por ejemplo, en una guía de Ciudad Real recoge como medidas, entre otras:

–     Hacer un uso no sexista del lenguaje en las convocatorias e información de las escuelas deportivas municipales.

–     En las acciones de divulgación de las escuelas deportivas (folletos, carteles…) usar imágenes no estereotipadas (niñas practicando fútbol, niños practicando patinaje…)

–     Contar con la participación de peñas deportivas y asociaciones de mujeres en el apoyo y divulgación de las campañas. Mostrar referentes masculinos y femeninos en cada deporte (fútbol, balonmano, gimnasia de competición, etc.).

–     Fomentar la contratación de monitoras para deportes masculinizados

 

Del Plan para la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres del Ayuntamiento de Castro Urdiales extraemos las siguientes propuestas:

–     Apoyar los deportes de competición que incluyan categorías femeninas.

–     Reservar un espacio específico en la gala del Deporte a visibilizar la actuación de las mujeres del municipio en prácticas deportivas, o los logros de éstas a otros niveles.

–     Realizar un reparto equitativo del uso de las instalaciones deportivas municipales para todas las actividades físicas.

–     Planificar el desarrollo de las actividades necesarias para la práctica deportiva atendiendo a criterios de uso del tiempo y del espacio para mujeres y hombres.

Hemos reproducido estas dos, pero hay algunas más y como se puede observar casi todas las medidas están centradas en la igualdad – que no es poco – más que en incorporar una perspectiva de género. Es decir, Ley en mano, demos un paso más, las niñas y mujeres de toda clase y condición deben poder acceder a todos los deportes, debe haber equipos femeninos, deben tener estar en condiciones de igualdad en cuanto a premios, becas, subvenciones, pero además deben tenerse en cuenta sus necesidades especiales, cuando las haya, para que todo esto se haga sin obstáculo alguno. Vayamos al ejemplo concreto, si en un polideportivo municipal el Ayuntamiento organizamos un grupo de hipopresivas – ejercicio especialmente necesario para mujeres que han sido madres- y lo programamos a la hora de dejar o recoger a los niños del colegio, auguramos que no les estamos facilitando las cosas para que puedan venir.

En asunción de las competencias legalmente establecidas, es necesario que desde el ámbito municipal se lleven a cabo estas medidas y que haya un intercambio de información constante y difusión de buenas prácticas que otros Ayuntamientos puedan implementar con la finalidad de que los principios de igualdad y perspectiva de género se incorporen a las políticas relacionadas con la gestión deportiva.

ANNA ALMÉCIJA (AMDP)

ABOGADA Y DIRECTORA DE SEGURIDAD

La política y el deporte, según José Ramón Lete

La política y el deporte, según José Ramón Lete

Hace unos días nos hemos encontrado con la noticia que convocaba la APDM, Asociación de Periodistas deportivos de Málaga. Una reunión donde el titular, en los tiempos que corren, nos ha llamado la atención y la fotografía del encuentro, nos ha vuelto a poner con la realidad del deporte. Los hombres lo ocupan todo. Las mujeres no existimos. Ni tan siquiera en los paneles para debatir. Y eso es una decisión política. 

Permítanos corregirle, señor Lete. Todo en esta vida es política y el deporte es una parte más de la sociedad donde la falta de políticas ambiciosas y de género pasan factura. Su cargo, señor Lete, es político, así como el de su equipo. El deporte es política. O nos explica usted cómo es que las mujeres en este país, que ganamos más medallas en los últimos JJOO no tenemos las mismas condiciones que los deportistas masculinos. Y mire que con su nombramiento, al ser exdeportista, pensábamos que algo iba a cambiar. Nos volvimos a decepcionar, por que usted, está más por la política y sus réditos que por el deporte femenino. Ya sabe, ese 50% de la población que paga impuestos. Los mismos.

El deporte es política, porque sus leyes, obsoletas y arcaicas, no incluyen a la mujer deportista ni la dota de un marco legal. Ya lo hemos denunciado en múltiples ocasiones y lo seguiremos haciendo. Con su pequeño programa de “mujer y deporte” solo hacen que perpetuar la discriminación salarial y legal a la que se ven cada día enfrentadas nuestras deportistas. Queremos una política de igualdad de recursos. Esos 50 millones que cada año reparten a las Federaciones.

La política, eso que define nuestra manera de construir la Polis, o las ciudades o los lugares de convivencia, es el marco donde todas las personas deberían de tener las mismas oportunidades. No es así con el deporte y las mujeres. Es cierto que tenemos menos licencias y que el abandono de las deportistas es masivo cuando no ven un futuro profesional en el horizonte. Imagínese que llegan a un hospital donde todos los trabajadores fuesen hombres. Y sólo se viera al equipo de cirujanos. Así ocurre en el deporte. Y eso, es una lacra de decisiones políticas. Usted señor Lete, debería ser un impulsor de políticas de inclusión femenina en el terreno deportivo. No nos valen las tres mujeres que tienen que estar en los consejos de las federaciones. Ya sabemos que en su mayoría son puestos sin responsabilidad y solo para recibir la cuota “femenina”. Además del dineral que cada año desaparece en las Federaciones y que usted, debería ser el custodio.

Ya quisiéramos tener un político que nos hable de igual a igual. Hace un año que le mandamos la carta de bienvenida, que sabemos ha recibido, pero todavía no tenemos venia. Ya quisiéramos tener a compañeros que pelearán por las mujeres. Ya quisiéramos tener sensación de equipo. Pero cuando vemos el abandono de las mujeres en el deporte, nos revelamos. Todo es política, señor Lete. Y si no ya estaría usted poniendo en las televisiones públicas el 50-50 del espacio deportivo. Eso, y la visibilidad. Eso, es una decisión política. Pero en este año largo que lleva en el cargo, ni lo hará ni se le espera. Eso y tener una ley del deporte del siglo XXI. Será por eso que no nos recibe. Porque no somos políticamente correctas.

La política, señor Lete, nos lleva a definir el marco donde la ciudadanía tiene los derechos y obligaciones. Y hasta ahora, las obligaciones tributarias, son las mismas. El esfuerzo en el entreno, es el mismo. Las lesiones también. Pero si una profesional ni siquiera tiene una definición jurídica, eso es un problema político.

Le copiamos la Resolución del Parlamento Europeo de 3 de octubre de 2017 sobre el Empoderamiento Económico de la Mujer en los sectores público y privado en la UE.
Entre las Recomendaciones a los Estados de la UE destaca :
“las prácticas y modelos económicos, las políticas tributarias y las prioridades de gasto, especialmente durante las crisis, deben incluir una perspectiva de género, tener en cuenta a las mujeres como agentes económicos y estar dirigidos a acabar con las brechas de género en beneficio de los ciudadanos, las empresas y la sociedad en su conjunto, y reitera, en este contexto, que las crisis económicas han perjudicado sobre todo a las mujeres. Pide reformas para aumentar la igualdad de género tanto en la vida privada como en el mercado laboral
(…)

Pide el desarrollo de un marco para modalidades de empleo flexibles, dirigidas a los empleados y las empleadas, acompañado de una adecuada protección social, a fin de facilitar la conciliación de las responsabilidades personales y profesionales (…)

Pide a los Estados miembros que alienten y ayuden a las mujeres para que puedan tener una carrera exitosa, incluso mediante acciones positivas (…)

Destaca la necesidad de combatir toda forma de violencia de género, como la violencia doméstica, en particular la violación, la mutilación genital femenina, el abuso sexual, la explotación sexual, el acoso sexual y el matrimonio infantil forzado o temprano, así como las situaciones de violencia económica; llama la atención sobre los elevados, y muy preocupantes, índices de acoso sexual en el trabajo, y subraya que, para que el empoderamiento de las mujeres tenga éxito, el lugar de trabajo ha de ser un entorno sin ningún tipo de discriminación ni violencia (…)

Le diré señor Lete, que se ha cargado la ley de Mecenazgo deportivo que teníamos hasta ahora y que servía para que muchas deportistas pudieran tener una carrera deportiva apoyada por sus amigos y familiares, y eso es una decisión política. 

En fin, señor Lete y señores que llenan las mesas del deporte con su omnipresencia. Hay mucho deporte en este país, hay muchas mujeres deportistas que con menos recursos, ganan más medallas. Hay muchas disciplinas más allá del fútbol y su frote de manos cuando ven los dineros asomarse. Hay muchas mujeres con ganas de hacer y de contar. Y les gustaría que contaran con ellas cuando hablan del deporte. Cuenten con ellas. Cuenten con nosotras. Hagan equipo. Porque eso si es deporte, el resto es política y muy discriminatoria.

JOSÉ RAMÓN LETE: “NO SOMOS PARTIDARIOS DE MEZCLAR POLÍTICA Y DEPORTE”

 

¿Hacemos leyes para cumplirlas o para protegernos de su incumplimiento? Caso RFEF

¿Hacemos leyes para cumplirlas o para protegernos de su incumplimiento? Caso RFEF

Como cada vez que traemos un artículo de María José López, tenemos que ser precisos en la lectura para poder entender el entramado de los vericuetos jurídicos.

La ley, la legalidad, sus múltiples interpretaciones, valoraciones o incumplimientos esquivos nos abruman, aburren, indignan y sobre todo, merman nuestra capacidad de ser efectivos y honrados. Hay mucho esquiva, mucho encubrimiento y mucho favor que se debe. Cumplir la ley o incumplirla, esa es la cuestión. Demasiadas interpretaciones y pocas sanciones.

Esto nos lo ha demostrado el sonado caso de la RFEF con Villar a la cabeza y ahora descabezado. Hablando con una representante del fútbol femenino a quien aprecio y valoro su trabajo, me sorprendía ver énfasis de su defensa sobre la cuestión de quien era más villano. Entre Villar y Tebas, la pregunta que puse sobre la mesa acabó inmediatamente con la defensa de uno sobre otro. ¿Qué han hecho por el fútbol femenino alguno de los dos en estos largos años de reinados?

Las leyes son las que marcan el marco jurídico de protección y garantías de toda la ciudadanía. A todas luces insuficiente, han sido demostrados muchos de los usos y abusos de los dineros públicos que en  manos de gestión privada se pasan  la igualdad por el mayor de los olvidos.

Así que, prestemos atención a las reglas del juego, y miremos que estamos haciendo y quien está garantizando que se cumplan las normativas. ¿Hacemos leyes para cumplirlas o para protegernos de su incumplimiento? ¿Todo vale? ¿A quién le interesa para no denunciar antes?

 

……….

¿Un código ético, o más estético: RFEF?

La formalidad de una sociedad crecida en democracia, y ávida de buenas costumbres y una ética apesadumbrada ha acelerado reformular sus instituciones y organizaciones de código éticos para dar credibilidad real a esa generalidad de estructura democrática. Y en esto, vinieron los Estados y elaboraron, además de sus códigos penales, sus leyes de trasparencia para vehiculizar buena práxis y mejores comportamientos.

 

Y en esta dirección, las organizaciones privadas, de toda índole han hecho lo mismo. Dadas las circunstancias y en el medio que escribo, hoy quisiera referirme, por lo convulsa de la situación a una institución deportiva, con soberanía y autonomía como es el caso de la Real Federación Española de Fútbol.

 

Y en este sentido indicar que la Comisión Delegada de la Asamblea General de la RFEF aprobó por unanimidad, el 28 de  enero de 2015, su Código Ético en el que define los valores esenciales de comportamiento y conducta en el seno de dicha institución. Un código ético que establece la obligatoriedad de adherirse a todos los que la componen.

 

Y en este sentido señala su preámbulo que “deberán igualmente renunciar a todo acto o actividad que perjudique dichos principios y objetivos. Respetarán, como máxima, el deber de lealtad hacia la FIFA y la RFEF, las Confederaciones, las Asociaciones, las Ligas y los Clubes, y deberán representar a estas entidades y comportarse hacia ellas con honestidad, dignidad, decencia e integridad”.

 

Destinando al Comité Jurisdiccional de la RFEF como el  órgano competente para desempeñar las funciones de aplicación del Código Ético, a través de una sección específica, especializada en la materia y configurada de acuerdo con el Código Ético de la FIFA, adecuado a la legislación española. Con dos instancias la decisoria y la de instrucción.

 

En ese mismo preámbulo se insiste en la alta responsabilidad de velar por la integridad y, muy importante, reputación del fútbol. De ahí que se insista en el concepto de proteger la imagen. Y es en este aspecto, el reputacional en el que anda enclavada la RFEF, y en el que una debiera preguntarse si ha tocado o toca haber actuado en el momento actual, en el que en el sumario demasiadas voces e intrigas o comportamientos parecen poder ser causa de aplicación del mismo, – marco de regulación-, definitorio de los valores esenciales de conductas, promovido desde el seno de la propia FIFA.

 

En el desarrollo del texto articulado, el artículo primero, insiste en ese concepto de aplicar sobre conductas que perjudiquen la reputación del fútbol, singularmente cuando ese comportamiento es ilegal, inmoral o carente de principios éticos. Por lo que una se pregunta si la aplicación del mismo no podría haber surtido efecto, y haber constituido causa efecto de decisiones en evitación de una intervención pública o inhabilitación temporal de terceros, por lo que consecuentemente nos interpela hacia hasta qué punto el código ético, es más un ejercicio estético, que un instrumento de corrección de legalidad o de comportamientos nada ejemplarizantes. 

 

De hecho, en su artículo 2, en relación con el punto tercero del preámbulo engloba a los sujetos sobre los que actúa ese código ético y quedan bien claro y referenciado:  “Oficial: Todo miembro de un órgano de gobierno, junta o comisión, árbitro y árbitro asistente, gerente deportivo, director deportivo, entrenador y cualquier otro responsable técnico, médico o administrativo de la RFEF, FIFA, Confederación, asociación, liga o club, así como todos aquellos que forman parte de la organización federativa según se establece en los Estatutos de la RFEF (excepto los futbolistas)”. Que luego queda incorporado estos últimos por mor del artículo segundo de los estatutos.

 

Continuando con las prescripciones del código ético, en su artículo décimo tercero, relata el iter de conducta que han de velar como elemento de cumplimiento del propio texto:

 

Artículo 13. Reglas generales de conducta 

2. Las personas sujetas al presente Código se obligan a observar toda la legislación vigente, así como la reglamentación de la RFEF, en la medida que les atañan. 

3. En el ejercicio de sus funciones, las personas sujetas al presente Código adoptarán un comportamiento ético. Asimismo se comportarán y actuarán de forma completamente digna, auténtica e íntegra.

4. En el ejercicio de sus funciones, las personas sujetas al presente Código no deberán abusar de ninguna manera de su cargo, en especial para obtener beneficios propios o ventajas personales.

Esto como principio vector de lo que se deduce de la aplicación del código ético, pero como aquí, y desde luego no es mi intención, por el concepto de presunción de inocencia y de veracidad, de señalar sobre lo que está sub júdice, lo que sí asombra, en el organigrama y el espíritu crítico de una organización como es la RFEF, es la corresponsabilidad y compromiso de los que la componen en ese deseo de cumplir con los parámetros establecidos sobre lo que es la protección de una conducta reputacional. Y en esta dirección, nos encontramos con el artículo dieciocho, bajo el epígrafe de la obligación de denunciar, cooperar y rendir de cuentas:

 1.-Las personas sujetas al presente Código deberán denunciar de inmediato cualquier posible contravención del mismo ante la Secretaría de la Sección de Ética del Comité Jurisdiccional.

2. A solicitud de la Sección de Ética del Comité Jurisdiccional, las personas sujetas al presente Código tienen la obligación de contribuir a la clarificación de los hechos o el esclarecimiento de posibles contravenciones y, en particular, de rendir cuentas sobre sus ingresos y presentar la evidencia solicitada para su inspección.

Por lo que siguiendo con la teorización de la capacidad de autogobierno de la institución, resulta extraño como mínimo la no puesta en funcionamiento de este artículo, y menos si son tantos, los que parecen que no estaban de acuerdo con este tipo de praxis. Praxis, que más adelante, en el artículo diecinueve se describen, bajo el concepto de conflicto e intereses.

Artículo 19. Conflicto de intereses 

 1.- Al formar parte de la RFEF, o antes de su elección o nombramiento, las personas sujetas al presente Código deberán dar a conocer todo interés que pueda estar relacionado con las funciones que ejercerán y las competencias que asumirán.

 2. Las personas sujetas al presente Código deberán evitar situaciones que puedan crear un conflicto de intereses. Un conflicto de intereses puede surgir si las personas sujetas al presente Código tienen, o dan la impresión de tener, intereses privados o personales que perjudiquen el cumplimiento de sus obligaciones de manera independiente, íntegra y resuelta. Se entiende por intereses privados o personales toda posible ventaja que redunde en beneficio propio, de parientes, amigos o conocidos

Aún más, para los que la aplicación de este código pudiera resultar insuficiente, se trae a colación, lo que en penal podría ya actuar de forma inmediata, y que desde el código ya se vislumbra, y es lo relacionado con conductas de tipificación, cohecho y corrupción:

Artículo 21. Cohecho y corrupción 

1.- Las personas sujetas al presente Código no deberán ofrecer, prometer, dar o aceptar  beneficio personal o económico indebido, ni de cualquier otra índole, a fin de conseguir o mantener un negocio o cualquier otro beneficio deshonesto de cualquier persona de la RFEF o ajena a esta. Tales actos están prohibidos, indistintamente de que se lleven a cabo de forma directa o indirecta a través de intermediarios o en colaboración con intermediarios o partes vinculadas a estos últimos, tal como se define en este Código. En particular, las personas sujetas al presente Código no deberán ofrecer, prometer, dar o aceptar ninguna ventaja económica indebida, ni de cualquier otra índole, por la ejecución u omisión de un acto relacionado con sus actividades oficiales y contrario a sus obligaciones o que recaiga en su discreción. Toda oferta de tal tipo deberá notificarse a la Sección de Ética del Comité Jurisdiccional, so pena de sanción.

2. Está prohibido que las personas sujetas al presente Código malversen fondos de la RFEF, independientemente de que lo hagan directa o indirectamente a través o en colaboración con intermediarios o partes vinculadas a estos últimos conforme a lo estipulado en el presente Código.

3. Las personas sujetas al presente Código deberán abstenerse de ejercer o tratar de ejercer toda actividad, o de adoptar un comportamiento que pudiera interpretarse como una conducta inapropiada o pudiera despertar sospechas de ello, tal como se describe en los apartados precedentes.

 

¿Qué viene a significar todo esto?

 

Pues algo que a veces algunos juristas describimos como textos articulados por la estética del momento, pero sin capacidad interna de aplicación de las propias organizaciones. Y lo más grave aún que encierra la arbitrariedad de unas omisiones que no sólo afectan al que parece ser el máximo responsable, sino a la propia capacidad regeneradora de la Institución.

 

Y al final de todo ello, acaba de unos episodios de intervención pública, cuando se tienen instrumentos para hacer frente a este tipo de comportamientos, que si son como los que se señalan, tienen cabida, ya en una primera instancia en la aplicación de este código ético. Y además, aviso a todos, la aplicación del mismo es obligación y derechos de todos los que conforman la RFEF. Y todo ello, con más de dos años ya de vigencia de este código.

 

María José López González

Abogada

Segundo Asalto. Vamos a poner la casa del revés.

Segundo Asalto. Vamos a poner la casa del revés.

Saludos desde la vuelta de la cortas vacaciones. Volvemos con una batería recargable y ecológica a volver a dar la cara por el deporte femenino.

Antes, os contaremos algunas de las reflexiones que hemos tenido en esta etapa estival. Estamos cogiendo el ritmo de trabajo con las nuevas incorporaciones al equipo de dirección. Son dos mujeres que conocéis bien y que son un referente para todas la deportistas de este país. Cristina Gallo y Paloma Zancajo vienen con más ideas de cómo sumar para seguir creciendo y colaborando de pleno con la larga lista que tenemos por delante.

¿Sabéis cuantas mujeres han ganado campeonatos mundiales, han batido récords, o se han colgado medallas y trofeos este verano?

El verano nos habrá dado moreno en la piel, pero los problemas de las deportista siguen siendo los mismos.Seguimos sin tener una ley actual que incorpore a la mujer en el deporte con las mismas garantías que sus compañeros masculinos.

  • Seguimos sin un marco jurídico que proteja a las mujeres deportistas.
  • Seguimos sin una liga profesional, por mucho que nos quieran meter la luz salvadora ( y su omnipresente logo) que nos garantice salarios profesionales, bajas, asistencia jurídica y sanitaria como las altas correspondientes en la seguridad social.
  • Seguimos con el grave y constante problema de no tener espacio en la sección de deportes los telediarios públicos, en las cadenas autonómicas y nacional,  con el detrimento en la falta de visibilidad y con ello, la incapacidad de poder tener patrocinadores.
  • Seguimos con las pelotas en los tejados de la corrupción, la malversación de fondos y pésima gestión la poca o nula transparencia en muchas de  las federaciones de este país, que se financian con dinero público.

Y más temas que tenemos en la agenda de trabajo. volvemos al  Congreso a exigir una ley del deporte y a denunciar todas y cada una de las discriminaciones que sufren las mujeres. En las federaciones, en los premios, en las vueltas ciclistas masculinas, en las ligas de fútbol, en las loterías del estado masculino, en el abuso de los contratos o su ausencia, en la prima de 53 euros de la liga de la luz… en tus derechos de imagen y el dinero que alguien está haciendo con ellos. En que pienses en tus compañeras paralímpicas que tienen más trabajo por delante, en las que se quieren quedar embarazadas y les quitan los contratos, en mi sobrina postiza que le he prometido que podrá jugar al fútbol y ganarse la vida .. Seguiremos peleando por ti y por todas mis compañeras.

Pero como asociación, tenemos que deciros que estamos hasta arriba de trabajo. Hay mucho y cada día venís con más. Os decimos lo mismo a todas, pero lo primero que tenéis que hacer es ASOCIAROS. Entre vosotras, como grupo deportivo, como territorial, como lo que queráis. No podemos ayudar a causas que se basan en un calentón y queréis hacer ruido o estas muy indignada.

Necesitamos tener consciencia de que el trabajo es a largo plazo y necesitamos tener una estrategia que nos de fortaleza.  Hemos escuchado el mantra de “es que trabajo y luego entreno y no tengo tiempo para más”. Error. Y gordo. Si te lesionas y nadie ha cotizado por ti, si que tendrás un problema. Aquí hay gente que trabaja ocho horas, entrena, compite, cuida a sus hijos y dedica su tiempo escaso en construir una  asociación que trabaje para que tengamos los mismos derechos.

Queremos que te asocies, o que se asocie tu asociación. Necesitamos tejer una fuerte red donde todas estemos protegidas. Este es uno de los valores del deporte, y vamos a hacer equipo. Gracias a las que estáis a bordo ya. A las que acabáis de incorporaros. Y a las que vendréis.

Merece la alegría el trabajo, el esfuerzo y las metas que vamos alcanzando. Seguimos trabajando para que cada una de vosotras, de nosotras, de ellas puedan tener un futuro profesional deportivo con las mejores garantías. El talento, nos sobra. 

Porque también estamos creciendo y produciendo más trabajo, con personas y empresas que se acercan a la AMDP para sumar con:

  • un departamento jurídico que te ayude con todo lo que necesites
  • una consultaría para poder seguir investigando y produciendo el material y los documentos que necesitamos sobre igualdad en el deporte.
  • poner una pica en Flandes y abrirnos a Europa y a la red de trabajo internacional.
  • una nueva área de trabajo para deportistas disca.
  • nuevas alianzas con empresas para que puedas estudiar en USA con una beca deportiva.
  • Seguir aumentando la presencia en los medios de comunicación generalistas y especializados.
  • asesoría y búsqueda de estrategias para tus proyectos deportivos. 

Y todo esto, sin empezar el curso. Pero ya te adelantamos que queremos crear una red fuerte de mujeres y hombres que trabajen por la visibilidad de las mujeres en el deporte. Y te necesitamos, así que haz hueco en tu vida, sea cual sea tu deporte y suma con nosotras. Vamos a poner la casa patas arriba… are you ready?

Bienvenidas al ring.