Carlos Beltran es un compañero periodista que nos acompañó en el foro,

Su intervención fue muy interesante, como casi todas las que tuvimos. Aquí os dejamos el link para que no os la perdáis.

Tenemos varias claves que atender en la linea de sus declaraciones. La primera, es que si. Gracias a que hay hombres que piensan que la situación de la mujer en el deporte y en esta sociedad debe de cambiar. Hay algunos. Pero son pocos. O son muchos pero no hacen nada para cambiar la situación.

Desafortunadamente no todos los hombres actúan. Y este es uno de los grandes puntos para seguir trabajando en la discriminación que tenemos las mujeres. Y el deporte es una más.

El Convenio de Estambul, ratificado por España, entiende además la violencia económica como violencia machista: “Por violencia contra las mujeres se deberá entender una violación de los derechos humanos y una forma de discriminación contra las mujeres, y designará todos los actos de violencia basados en el género que implican o pueden implicar para las mujeres daños o sufrimientos de naturaleza física, sexual, psicológica o económica, incluidas las amenazas de realizar dichos actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, en la vida pública o privada”.

Las dietas, esas de las que hablábamos en el foro, hubiese sido genial que los hombres se hubiesen plantado y aportasen su fuerza para revestir una clara discriminación contra sus compañeras. Pero no lo hicieron.

El problema es, como señaló Laura del Rio, cualquiera de las ponentes en el foro es ese, no nos ven como iguales. Por eso, seguimos peleando por conseguir las cuotas de igualdad.

Seguimos con los contratos de las deportistas, alejados de los mínimos de las ligas profesionales masculinas. Tenemos compañeras de baloncesto que te dicen que su sueldo es de 150 euros y el de los compañeros del equipo masculino, es de 3000. Tenemos menos espacio dentro de los medios de comunicación masivos. Y eso son menos patrocinios. 

Cada día, las horas de emisión de deporte en este país, pasan por el fútbol masculino. Lo siguen llamando deportes, pero es fútbol de hombres. Otros deportes pasan por la mano de grandes estrellas masculinas como Nadal o Gasol.

Hemos pedido a Loterías del Estado que incluyan los clubes femeninos en las quinielas. Y que los fondos destinados al deporte, sean al 50% masculino y femenino. Al igual que los tiempos de emisión en RTVE.

Y sabes que ha pasado Carlos. Que hay muchos mas hombres que no piensan. Que no saben que lo que están haciendo con su actitud es continuar con la discriminación de la mujer. Que no nos dejan compartir los patrocinios, ni los espacios, ni los fondos, ni las quinielas, ni los puestos de toma de decisiones.

Por que para eso, deberían de plantarse y decir que hasta que las mujeres no tengamos los mismos derechos, las mismas dietas, fisios, patrocinadores y esta larga lista de reivindicaciones, ellos tampoco las tendrán.

Esa sería la maravilla de la revolución de este siglo XXI. Que los hombres pensasen que la igualdad es un derecho de todas y todos. Pero como ves, aquí seguimos peleando nosotras. Esperando que los hombres que piensan que esto no debería ser así, sean cada día mas y actúen. Y contagien a otros.