La Batalla de los Sexos continúa hoy y ahora. Y debemos hacer algo

La Batalla de los Sexos continúa hoy y ahora. Y debemos hacer algo

Ya lo habéis visto en las nuestras redes sociales y en prensa. Y queremos seguir agradeciendo a Fox el haber confiado en la AMDP para que pudiéramos ser parte del estreno de la película La batalla de los sexos (Valerie Faris y Jonathan Dayton, 2017). Aquí tenéis el trailer por si te los perdiste.

En Madrid, organizamos un photocall al que vinieron muchas deportistas, muchas periodistas,muchas gestoras y sobre todo muchas amigas y amigos que no quisieron perderse el momento. La alegría tiene que ver también con la seriedad del momento que estamos viviendo en este país. Seguimos sin una ley, y parece que a este paso de legislatura, seguiremos sin ella. Los partidos políticos que tienen poder de ejecución están parapetados en los escándalos de corrupción que campan a sus anchas por todos los juzgados.

Así nos va. El momento Villar sigue copando titulares y continúa la procesión de escándalos federativos y dineros públicos que nos limitan en el ejercicio de nuestras carreras deportivas. Viendo la película, muchos de los diálogos, de los comentarios de los productores siguen estando, desafortunadamente, vigentes en el día de hoy.

Volvemos a agradecer a la 20th Century Fox que haya tomado una historia de una mujer deportista que nos ayudó a cambiar el curso de la igualdad. Billy Jean King tuvo el valor, las agallas y la osadía de enfrentarse al matrix y cambiar la raíz del problema. Salió del parapeto institucional copado por el hombre blanco para formar sus propio circuito de tenistas profesionales donde todas las deportistas cobraban lo mismo.  La batalla de los sexos, nos cuenta nuestra historia. Esa que tenemos oculta y que apenas nadie conoce. Por eso es importante sacar a la luz la historia de quienes somos y porqué estamos aquí.

Hoy seguimos contando con la WTA. La Woman Tennis Assotiation como un referente de igualdad dentro del deporte.  Es de los pocos deportes donde la mujer cobra en sus torneos más importante lo mismo que los hombres. Y aunque algunos nos sigan tratando de convencer que las mujeres no tenemos audiencia, seguimos pensando que están equivocados. Nos falta el espíritu de lucha en común. Nos sigue faltando el liderazgo y el equipo en la pelea por la igualdad. Nos falta un poco más de creer en que esta batalla por la igualdad no la vamos a poder ganar solas.

El deporte y la igualdad sigue siendo la batalla pendiente. Como la Ley del deporte. O la de la igualdad. O la brecha salarial. Según los últimos informes que circulan por Davos, parece que la igualdad llegará dentro de unos 150 años. Y así será, o como nos lo fían tan largo, ¿será una estrategia para dejar de pelear? Debemos revelarnos. Debemos hacerlo y poner sobre la mesa la discriminación constante que vivimos en la vida y en el deporte. Quizá nosotras mismas deberíamos de empezar de hacer el ejercicio de mirar a nuestro alrededor y ver. Tomar conciencia de cómo es nuestra vida y cçomo sería si no fuésemos nosotras mismas. ¿Y si fuésemos como los hombres? Con las mismas oportunidades y salarios. Y la misma capacidad en la toma de decisiones que afectan a nuestras vidas.

Necesitamos ganar este partido y todos los que vengan.. Y no podemos hacerlo solas. Sólo un dólar para cambiar la historia del tenis femenino. Una historia que nos fué contada muchos años después. Ahora ya lo sabemos. Y no hacer nada nos convierte en cómplices. Tienes que hacer algo y lo sabes. Pelea juntas. Por ti y por todas. Pelea. Tenemos pelota de partido.

 

Cómo Conseguir un Patrocinador en el mercado. Parte 2

Cómo Conseguir un Patrocinador en el mercado. Parte 2

Esperamos que os haya sido de utilidad el anterior artículo que sacamos con Pablo de Villota sobre la manera de afrontar la Búsqueda Activa de patrocinadores.

El mercado se está moviendo muy rápidamente y las nuevas técnicas van más allá de conseguir unas camisetas o una pegatina con una pequeña compensación económica. No, las nuevas tendencias del mercado de la publicidad pasan por encontrar valores que sean propios de la marca. Y para eso hay que tener en cuenta más variable.

Aquí te dejamos la segunda parte de estas directrices en busca del sponsor perfecto. Hay que planificar y sobre todo, buscar una estrategia a largo plazo para que la marca y nosotras crezcamos igual. Un win-win. 

Enfocar y desarrollar nuevas propuestas. Espero que Pablo de Villota  nos de pronto una fecha para cerrar esa masterclass en Madrid para todas las Asociadas de la AMDP de cómo conseguir más patrocinios que hagan nuestra carrera más holgada económicamente. Estar atentas a las fechas y nos vemos pronto con los posibles patrocinadores. MIentras tanto, unas pequeñas claves.

….

  • Adecuar la propuesta en la medida de lo posible a lo que le viene bien a la empresa no a lo que nos viene bien a nosotros.

  • Potenciar los valores que nos hacen diferentes de otras deportistas.

  • Permanente atención a nuestro comportamiento e imagen personal y pública.

 

Hoy día con Internet lo primero que hace cualquier responsable  de marketing es teclear en Google el nombre del deportista o equipo que realiza una propuesta e inmediatamente se empiezan a sacar conclusiones. Por eso es importante cuidar siempre de forma extrema los detalles referentes a nuestra imagen pública. 

La primera consecuencia obviamente es un indicador de popularidad que ofrece el número de resultados pero acto seguido,  se obtienen informaciones positivas o negativas por todo lo que aparece: Declaraciones políticas controvertidas, comentarios o fotos de mal gusto, comportamientos poco ejemplares en su vida privada, etc.

Por poner un ejemplo que suele ser recurrente en esto de acciones del pasado que pesan en el presente es lo de desnudarse en un calendario o una revista con el objetivo de ‘llamar la atención’. Es cierto que puede lograrse el objetivo de ser conocido por muchas personas más allá de los seguidores de tu deporte. Es posible también, que para cierto tipo de marcas transgresoras hasta resulte positivo, pero salvo raras excepciones los patrocinadores llamémosle normales no llegan después de iniciativas así. La razón es bien simple. Ese tipo de notoriedad no es la que normalmente busca una empresa.

Insisto, en que en esto como en todo hay muchas excepciones, pero como norma general la empresa quiere equipos o deportistas que representen los valores de su marca y que cuando sean por ejemplo buscados en Google como ellos mismos hacen no aparezcan fotos o noticias que aunque dieran ese súbito ‘chute’ de popularidad, generan confusión con la imagen de la empresa.

Las deportistas tienen que ser muy consciente que su imagen personal es su principal activo. Cuando se asocian a una marca representan una imagen pública de esa empresa y por eso se de cuidar de forma extrema la actividad pública. Obvio que los logros deportivos van por delante pero esto como la rapidez de cálculo en un matemático, son cualidades que ya se suponen. Con más o menos similares logros deportivos, las marcas siempre optarán por aquella deportista que más haya cuidado su imagen. Ojo, no quiere esto dejar de ser auténtico, ni renunciar a tener una personalidad propia ni mucho menos, sino simplemente estar pendiente de que cada cosa que hagamos construya siempre nuestra marca personal en la dirección correcta.

Hay que cuidar los detalles, porque siempre puede haber un posible sponsor observándote y no digamos hoy día, que a golpe de click en un ordenador puede saberse casi todo. Mucho cuidado por tanto a las decisiones que se toman de asociarse a valores o iniciativas que puedan generar rechazo o controversia en marcas, a la imagen que damos de nosotros en las redes sociales, etc, etc. porque hoy dia: ‘Todo se sabe’.

 

  • ‘ES QUE SALE EN LA TELE’

Partamos de la base de que hoy día el valor de aparecer en Televisión, hablado así en general carece del valor que tenía hace apenas unos años, no digamos décadas. Plataformas de pago, difusión OTT (fuera de canales tradicionales), fragmentación de la audiencia, redes sociales, etc. contribuyen a que los números asociados a espectadores de deporte televisado hayan bajado o se hayan dispersado de forma espectacular.

Esto significa, que los métodos utilizados por las empresas para conseguir llegar a su público objetivo se han sofisticado de forma igualmente espectacular, por lo que debemos ser cautos a la hora de ofrecer datos de seguimiento del deporte o deportista.  Los datos, por supuesto siempre deben ser de una fuente o instituto autorizado y asumir que los departamentos de marketing siempre sabrán infinitamente más sobre los datos de seguimiento que son de su interés.

Por poner un ejemplo de lo fino que se hila hoy día, es habitual en los datos de espectadores poner juntos la audiencia en directo con la audiencia en diferido y sin embargo aunque no aparezca en ninguna norma escrita, estos tienen una importancia como es lógico muy diferente para cualquier director de marketing. Un espectador es un espectador está claro, pero evidentemente el grado de atención es muy diferente si la retransmisión es en vivo o ‘enlatada’.

Por tanto, nunca tratemos de argumentar con alguien que generalmente se las sabe todas en cuanto audiencias, pues se dedica gran parte de su día a día a analizar eso. Lo mismo cabe decir respecto al seguimiento de las redes sociales, pues se conocen perfectamente todos los trucos que se hacen hoy día para engordar datos. Como decía, mucha prudencia y utilizar siempre datos de fuentes independientes y con credibilidad.

El marketing digital del que tanto se habla hoy día y que está cambiando de forma radical la forma en la que los anunciantes invierten sus presupuestos es de una complejidad enorme y además muy cambiante. Por tanto, ojo a meternos en charcos de guerras de cifras en una propuesta, porque se saldrá habitualmente perdiendo.

  • ‘NUNCA DESPRECIES A QUIEN HOY TE DICE NO’

No quisiera terminar estas reflexiones sobre los errores más comunes a la hora de buscar patrocinio, con algún consejo sobre cómo afrontar la dureza de las negativas a nuestras propuestas.

Muchos creen que a base de insistir se logran las cosas y en cierta medida puede ser cierto, pero siempre y cuando se diferencie entre ser perseverante y ser directamente un ‘pesado’. Con quien hoy te da una negativa, es conveniente siempre intentar dejar una puerta abierta, ser agradecido, ser correcto, pues en el futuro lo que hoy no encaja en una estrategia en el futuro puede cambiar, pero recomiendo nunca presionar, ‘puentear’ al responsable de la decisión, insistir una y otra vez pues eso lo que genera es un rechazo que anula cualquier opción futura.

Jamás hay que hablar mal públicamente de la empresa que hoy da una negativa, primero por evitar cerrarse absurdamente puertas y segundo porque otros posibles patrocinadores inmediatamente tomarán nota de ese comportamiento.

Es cierto, que muchas veces sabemos a ciencia cierta, que nuestras propuestas no han salido adelante por razones que nada tienen que ver con su idoneidad, sino más bien por razones de falta de ética profesional como prejuicios o corruptelas por parte de la persona que toma la decisión, pero tenemos que ser conscientes que las empresas y su imagen están por encima de las personas. Es preferible tragarnos hoy nuestro disgusto ante una negativa, antes que cerrar posiblemente para siempre la puerta de una empresa.

 

 

 

Cómo conseguir PATROCINADORES. El Santo grial del márketing.

Cómo conseguir PATROCINADORES. El Santo grial del márketing.

Dentro del marco de colaboraciones que venimos haciendo con algunas empresas y profesionales, hemos buscado una de las patas en las que se basan la carreras deportivas de muchas de nosotras. Cómo conseguir patrocinadores. Es un tema que va más allá de los talentos deportivos, ayer mismo, Susan Sharandon, denunciaba que ahora los castings pasan por ver cuántos followers tienes en tu twitter. La locura asociada a los bloggers y la migración de grandes marcas a otros mercados publicitarios es una ventaja o un inconveniente, según se mire.

Lo cierto es que todas nos tenemos que convertir en nuestro propio equipo de comunicación y hacer un esfuerzo extra para ser más hábiles en el manejo de las RRSS. Con un poco de inversión de tiempo, constancia las redes se convierten en las grandes aliadas. Pero recuerda, todo paraíso, tiene sus infierno. Y eso pasa por tener y ser muy clara con el mensaje que estás compartiendo. No es la primera vez que una campaña retira el patrocinio por comentarios homófobos o machistas. 

Hemos pedido a Pablo de Villota que nos prepare unos  artículos y un pequeño curso presencial para poder ser más hábiles en la búsqueda de patrocinadores.  Y nos ha dicho, que encantado. Pablo ha sido responsable por muchos años de branding y patrocinio en el Santander. Es uno de los expertos que nos ayudará con el santo grial del marketing,

Muchísimas gracias! Todas las asociadas de la AMDP estamos encantadas de poder entender cómo manejarnos en el mundo del patrocinio. En cuanto tengamos el workshop de PATROCINIOS y MARKETING os lo hacemos llegar para que os apuntéis.

…….

 

Nunca ha sido fácil conseguir patrocinadores, pero quizás hoy día por un cúmulo de diversos factores esta labor parece haberse convertido en tarea imposible.

El patrocinio deportivo es una parte fundamental, quizás la más importante, para conseguir la profesionalización de la deportista, lograr que pueda dedicarse plenamente a entrenar y competir sin tener que preocuparse por lograr los ingresos necesarios para mantenerse y también a su familia.

No hablamos obviamente en este espacio, de esos patrocinios multimillonarios que todos conocemos de grandes estrellas y clubes deportivos. Suena muy bonito pero por desgracia, todos sabemos también, que detrás de esas pocas estrellas y equipos con remuneraciones astronómicas, existe un páramo desolador en el que muy pocos deportistas logran realmente subsistir con lo que su dedicación deportiva les permite.

El fútbol en España posee una omnipresencia en su seguimiento que ahoga en gran medida la difusión del resto de deportes, un problema que se agudiza incluso en ese deporte por la diferencia descomunal entre el Real Madrid y Fútbol Club Barcelona, que provoca por ejemplo, que los acuerdos de patrocinio menores de ambos clubes, resulten cifras inimaginables para la mayoría de equipos que compiten contra ellos.

El fútbol, siendo fuerte en la mayoría de los países europeos, no posee sin embargo esa omnipresencia que mencionamos anteriormente. Según los países, la tarta del patrocinio  a diferencia de España se reparte con otros deportes como cricket, rugby, boxeo, o automovilismo, esquí, etc.

Por tanto, podríamos asegurar sin temor a equivocarnos que España es sin duda uno de los países más difíciles para obtener patrocinadores para actividades deportivas fuera del fútbol. Esta es la cruda realidad a la que hay que enfrentarse.

Ante este panorama sobre el que podríamos debatir días enteros, en ningún caso daríamos solución alguna ni rebajaríamos lo más mínimo la dificultad de lograr patrocinadores. Creo por tanto, que sería bueno hacer un repaso de todos los errores más comunes que se cometen en esta ardua labor de búsqueda, de tal forma que al menos esas pocas posibilidades que existen de lograr patrocinios, no se echen por tierra debido a fallos que esté en nuestra mano evitar.

Antes que nada, tenemos que tener en cuenta que salvo raras excepciones, la persona que va a decidir en las empresas sobre una propuesta de patrocinio, es un profesional que normalmente conoce al dedillo la rentabilidad de las diferentes herramientas que componen el marketing mix, así que como primera norma nunca pretendamos dar lecciones sobre la materia, limitémonos a exponer porqué nuestra propuesta, nuestro deporte, nuestra imagen puede ofrecer un beneficio a la compañía y ya decidirán ellos si esta la propuesta por encima de otras opciones disponibles.

Esto último parece una perogrullada pero en absoluto lo es. La mayor parte de propuestas de patrocinio se limitan a ofrecer poner el logotipo de la compañía en la ropa o equipamiento del deportista, sin haber hecho previamente un mínimo análisis de cuál son los intereses de una determinada compañía, a qué público se dirige o qué valores quiere transmitir.

En función de esta información, relativamente fácil de obtener hoy día a través de internet y las redes sociales, debemos moldear nuestra propuesta para que sea útil a la empresa en cuestión, para que alcance sus objetivos de marketing, comunicación y marca.

Insisto en que es algo que parece obvio, pero la realidad es que en un porcentaje altísimo las propuestas se limitan a un: ‘Este es el dinero que necesito, este es vuestro espacio para poner vuestra marca’ y esta es una receta infalible para fracasar en el intento. La clave por tanto está en adaptar nuestra propuesta a las necesidades de la empresa y no al revés.

Partiendo de esta premisa vayamos con algunos de los errores más comunes y cómo poder en cierto modo evitarlos.

  • ‘NO AYUDAN, ES MUY BARATO, PARA ELLOS ES MUY POCO DINERO’

Un patrocinio no es una obra de caridad, no es una donación a una ONG, ni nada que se le parezca. Un grave error que se repite una y otra vez en las presentaciones tanto escritas como en reuniones, es sugerir una cierta obligación de ayudar por parte de la empresa de turno, con una serie de llamémosle ‘chantajes’ emocionales como por ejemplo el apoyo a jóvenes, a mujeres, a deportistas de una raza o un colectivo concreto, o procedentes de la misma zona geográfica o ciudad, etc, etc.

Un patrocinio es una decisión de marketing y en base a criterios exclusivamente de marketing debe ser planteada la propuesta. Para apoyar cualquier causa o circunstancia por noble que esta sea, están en las empresas los departamentos de responsabilidad corporativa, programas de mecenazgo o programas específicos de apoyo con o sin colaboración por parte de instituciones públicas.

Igualmente malo, es plantear la propuesta en base al argumento de tratarse de poco dinero o incluso una pura desgravación fiscal para la empresa. Las decisiones de marketing se toman para contribuir a la estrategia comercial y de imagen de las compañías y si se estima, que un patrocinio concreto no contribuye al objetivo final, es totalmente irrelevante la cantidad de la que se hable. Se considera que no interesa y punto. Nunca hay que caer en el error de decirle a la empresa ‘Esto os interesa’. Las empresas saben muy bien lo que les interesa e incluso hay que entender que generalmente no sentará muy bien que vengan de fuera a decirte lo que a ti te interesa, no digamos ya en base de criterios absolutamente ajenos al marketing. En el mismo sentido un incentivo fiscal debe ofrecerse como una ayuda, un plus, pero nunca una razón primordial para abordar un patrocinio y como tal hay que ofrecerlo.

‘NOTORIEDAD VS. AFINIDAD’

Muy recurrente resulta hacer referencia inmediata a la cantidad de gente que conoce a tal o cual deportista o siguen determinado deporte sin haber hecho anteriormente el mínimo estudio, sobre si esa gente que sigue ese deporte es público potencial para una determinada empresa.

Sin necesidad de dar nombres, a todos nos vienen a la cabeza determinados personajes públicos con unas cotas de conocimiento brutales por parte de la población pero con una reputación personal llamémosla dudosa. Puede ser alguien a la vez conocidísimo y que ninguna marca quiera asociarse a su imagen por los valores negativos asociados a esta persona.

Las marcas buscan sin duda deportistas conocidos en mayor o menor medida por el público, pero es fundamental que estos respondan también a los valores que se quieran transmitir.

Si se anuncia por ejemplo marcas de sectores premium, buscarás generalmente deportistas de deportes practicados o afines a personas de alto poder adquisitivo. Dentro del abanico de atletas seguramente se preferirá alguien con estudios, elegancia y capacidad de expresarse correctamente, que alguien que aun estando por delante en el ranking tenga carencias en esos aspectos. Todo se analiza en las empresas y hay que tener en cuenta, que cuando una empresa apuesta por ti, tú te conviertes en ese momento en un embajador de ella. Por tanto se buscará siempre al deportista que mejor responda a la ecuación entre notoriedad pública y afinidad con los valores de la marca o del producto a promocionar en cuestión.

En el caso de las deportistas este problema se agudiza pues se parte en general de un seguimiento mucho más bajo del público femenino de los deportes tanto en vivo como en medios de comunicación. Se da la circunstancia en muchas ocasiones que incluso cuando las participantes son mujeres, la audiencia masculina es superior a la femenina. Es sin duda una asignatura pendiente que el seguimiento del deporte capte más la atención de las mujeres para que el siempre necesario grado de conocimiento público. Por tanto, este hándicap con el que cuentan las mujeres deportistas debe ser compensado por un trabajo extra en la construcción de la imagen, de su ‘marca’ personal.

 

 

La política y el deporte, según José Ramón Lete

La política y el deporte, según José Ramón Lete

Hace unos días nos hemos encontrado con la noticia que convocaba la APDM, Asociación de Periodistas deportivos de Málaga. Una reunión donde el titular, en los tiempos que corren, nos ha llamado la atención y la fotografía del encuentro, nos ha vuelto a poner con la realidad del deporte. Los hombres lo ocupan todo. Las mujeres no existimos. Ni tan siquiera en los paneles para debatir. Y eso es una decisión política. 

Permítanos corregirle, señor Lete. Todo en esta vida es política y el deporte es una parte más de la sociedad donde la falta de políticas ambiciosas y de género pasan factura. Su cargo, señor Lete, es político, así como el de su equipo. El deporte es política. O nos explica usted cómo es que las mujeres en este país, que ganamos más medallas en los últimos JJOO no tenemos las mismas condiciones que los deportistas masculinos. Y mire que con su nombramiento, al ser exdeportista, pensábamos que algo iba a cambiar. Nos volvimos a decepcionar, por que usted, está más por la política y sus réditos que por el deporte femenino. Ya sabe, ese 50% de la población que paga impuestos. Los mismos.

El deporte es política, porque sus leyes, obsoletas y arcaicas, no incluyen a la mujer deportista ni la dota de un marco legal. Ya lo hemos denunciado en múltiples ocasiones y lo seguiremos haciendo. Con su pequeño programa de “mujer y deporte” solo hacen que perpetuar la discriminación salarial y legal a la que se ven cada día enfrentadas nuestras deportistas. Queremos una política de igualdad de recursos. Esos 50 millones que cada año reparten a las Federaciones.

La política, eso que define nuestra manera de construir la Polis, o las ciudades o los lugares de convivencia, es el marco donde todas las personas deberían de tener las mismas oportunidades. No es así con el deporte y las mujeres. Es cierto que tenemos menos licencias y que el abandono de las deportistas es masivo cuando no ven un futuro profesional en el horizonte. Imagínese que llegan a un hospital donde todos los trabajadores fuesen hombres. Y sólo se viera al equipo de cirujanos. Así ocurre en el deporte. Y eso, es una lacra de decisiones políticas. Usted señor Lete, debería ser un impulsor de políticas de inclusión femenina en el terreno deportivo. No nos valen las tres mujeres que tienen que estar en los consejos de las federaciones. Ya sabemos que en su mayoría son puestos sin responsabilidad y solo para recibir la cuota “femenina”. Además del dineral que cada año desaparece en las Federaciones y que usted, debería ser el custodio.

Ya quisiéramos tener un político que nos hable de igual a igual. Hace un año que le mandamos la carta de bienvenida, que sabemos ha recibido, pero todavía no tenemos venia. Ya quisiéramos tener a compañeros que pelearán por las mujeres. Ya quisiéramos tener sensación de equipo. Pero cuando vemos el abandono de las mujeres en el deporte, nos revelamos. Todo es política, señor Lete. Y si no ya estaría usted poniendo en las televisiones públicas el 50-50 del espacio deportivo. Eso, y la visibilidad. Eso, es una decisión política. Pero en este año largo que lleva en el cargo, ni lo hará ni se le espera. Eso y tener una ley del deporte del siglo XXI. Será por eso que no nos recibe. Porque no somos políticamente correctas.

La política, señor Lete, nos lleva a definir el marco donde la ciudadanía tiene los derechos y obligaciones. Y hasta ahora, las obligaciones tributarias, son las mismas. El esfuerzo en el entreno, es el mismo. Las lesiones también. Pero si una profesional ni siquiera tiene una definición jurídica, eso es un problema político.

Le copiamos la Resolución del Parlamento Europeo de 3 de octubre de 2017 sobre el Empoderamiento Económico de la Mujer en los sectores público y privado en la UE.
Entre las Recomendaciones a los Estados de la UE destaca :
“las prácticas y modelos económicos, las políticas tributarias y las prioridades de gasto, especialmente durante las crisis, deben incluir una perspectiva de género, tener en cuenta a las mujeres como agentes económicos y estar dirigidos a acabar con las brechas de género en beneficio de los ciudadanos, las empresas y la sociedad en su conjunto, y reitera, en este contexto, que las crisis económicas han perjudicado sobre todo a las mujeres. Pide reformas para aumentar la igualdad de género tanto en la vida privada como en el mercado laboral
(…)

Pide el desarrollo de un marco para modalidades de empleo flexibles, dirigidas a los empleados y las empleadas, acompañado de una adecuada protección social, a fin de facilitar la conciliación de las responsabilidades personales y profesionales (…)

Pide a los Estados miembros que alienten y ayuden a las mujeres para que puedan tener una carrera exitosa, incluso mediante acciones positivas (…)

Destaca la necesidad de combatir toda forma de violencia de género, como la violencia doméstica, en particular la violación, la mutilación genital femenina, el abuso sexual, la explotación sexual, el acoso sexual y el matrimonio infantil forzado o temprano, así como las situaciones de violencia económica; llama la atención sobre los elevados, y muy preocupantes, índices de acoso sexual en el trabajo, y subraya que, para que el empoderamiento de las mujeres tenga éxito, el lugar de trabajo ha de ser un entorno sin ningún tipo de discriminación ni violencia (…)

Le diré señor Lete, que se ha cargado la ley de Mecenazgo deportivo que teníamos hasta ahora y que servía para que muchas deportistas pudieran tener una carrera deportiva apoyada por sus amigos y familiares, y eso es una decisión política. 

En fin, señor Lete y señores que llenan las mesas del deporte con su omnipresencia. Hay mucho deporte en este país, hay muchas mujeres deportistas que con menos recursos, ganan más medallas. Hay muchas disciplinas más allá del fútbol y su frote de manos cuando ven los dineros asomarse. Hay muchas mujeres con ganas de hacer y de contar. Y les gustaría que contaran con ellas cuando hablan del deporte. Cuenten con ellas. Cuenten con nosotras. Hagan equipo. Porque eso si es deporte, el resto es política y muy discriminatoria.

JOSÉ RAMÓN LETE: “NO SOMOS PARTIDARIOS DE MEZCLAR POLÍTICA Y DEPORTE”

 

Celebramos La Nueva Ley de RTVE. Ahora Apostar Por La Igualdad.

Celebramos La Nueva Ley de RTVE. Ahora Apostar Por La Igualdad.

Parecía increíble que los pactos cambiaran después del paso por el Senado. Pero, contra todo pronóstico y avalada por CIUDADANOS,  PODEMOS Y PSOE, se ha aprobado la nueva ley del Ente Público, RTVE. El PP, que durante estos años de mayoría absoluta ha dictado las normas de las emisiones, se ha abstenido en la votación para no quedarse solo.

Lo celebramos porque nos trae a la televisión pública más representación parlamentaría. Ahora las parrillas y los contenidos tienen que ser pactados por el nuevo consejo que estará formado por 10 personas y donde se respete la pluralidad representativa de esta sociedad.

Celebramos con los y las compañeras de RTVE esta nueva etapa. Y ahora nos pondremos exigentes para que los espacios informativos de los telediarios sean por fin, un espacio igualitario para el deporte. Para que las deportistas y los deportistas puedan aparecer y acabar con el monopolio de un deporte exclusivamente masculino y mayoritario.

Esperamos y trabajaremos para que así sea, con los nuevos miembros que designen para exigir la cuota de pantalla de las mujeres deportistas. Queremos poner sobre la mesa, la pluralidad de este país y su representación donde las mujeres representan más del 50%. Queremos nuestra cuota de pantalla, queremos nuestra visibilidad deportiva para que podamos optar a los mismos patrocinios.

Queremos y vamos a enviar esta carta abierta a la redacción de RTVE Informativos para implorar dejar de gastar nuestros impuestos en deporte masculino. Queremos mujeres, tenemos campeonas cada semana. Y queremos verlas.

Gracias a los hacedores de esta nueva ley, por apostar por recuperar los servicios públicos en favor de una ciudadanía más informada y más igualitaria. Esperemos poder ver en breves más mujeres contando sus triunfos. Poder contar con las Campeonas de Europa en tantas disciplinas. Poder contar las gestas de las deportistas de este país que cada semana nos traen nuevos trofeos. Poder compartir y disfrutar de deportes ahora minoritarios, y que sin embargo, practican miles de mujeres y hombres en este país. 

Hoy precisamente, 21 de Septiembre, el  día que se celebra la Paz y la Justicia y unas Instituciónes Sólidas que defiendan la igualdad, la pluralidad de las Naciones y de sus habitantes, es un gran regalo poder recuperar algo que es nuestro y que pagamos con nuestros impuestos.

Enhorabuena, gracias por recuperar nuestra RTVE, la de todas y todos.

#Igualdad50-50