Arranca el año y las reuniones se suceden. Hoy hemos estado en el la sala de la chimenea, en el Congreso de los Diputados con la complicidad de Ciudadanos y su representante para el deporte, el diputado Rodrigo Gómez García.

Nos ha relatado el desayuno en el CSD y las apuestas que Lete y su equipo traen para este año. Entre ellas, el ajuste a las normativas internacionales sobre el Doping, deporte de base y la lucha contra la obesidad.

Hemos agradecido a Rodrigo y a su equipo la presentación de la PNL ( proposición No de ley) sobre la que seguirán insistiendo. 

Nosotras desde la AMDP, le hemos vuelto a reiterar los 12 puntos de trabajo para la igualdad en el deporte femenino. Hemos repasado las propuestas y hemos encontrado una buena sintonía.

La necesidad de adaptar la realidad de un Estado que sea garante de la realidad de las mujeres. Somos el 50% de la población y apenas llegamos al 5% de cuota de pantalla. Esto nos trae la nula visibilidad y la abocación a la discriminación. 

Hemos vuelto a hablar de la necesidad de una ley del deporte, obsoleta y claramente discriminatoria contra la mujer. De la necesidad de implementar mecanismos de gestión, que acaben con el fraude y la corrupción,  para garantizar la transparencia de los presupuestos destinados a las deportistas. Hemos puesto sobre la mesa también, la necesidad de reclamar el dinero que las apuestas deportivas ganan con los y las deportistas. Hay dinero para repartir. De que se incluya el deporte femenino en las Loterías y apuestas del Estado. 

Mucho trabajo por delante, Necesitamos un estatuto de la deportista, que estamos terminado de dibujar y que debemos poner sobre la mesa para empezar a negociar.

Gracias a todas vosotras, mujeres. Atletas, deportistas, juezas, entrenadoras, abogadas, juristas y periodistas que nos apoyáis cada día para hacer lo que nadie se atrevió a hacer hasta ahora. Exigir la igualdad en el deporte femenino.

Gracias por vuestras historias, demandas, apoyos económicos e ideas. Estamos creciendo y trabajando para cambiar la desigualdad que hemos vivido. Queda todo por hacer, pero el camino es claro. Seguimos sumando.

¡Va por nosotras!