Ya lo habéis visto en las nuestras redes sociales y en prensa. Y queremos seguir agradeciendo a Fox el haber confiado en la AMDP para que pudiéramos ser parte del estreno de la película La batalla de los sexos (Valerie Faris y Jonathan Dayton, 2017). Aquí tenéis el trailer por si te los perdiste.

En Madrid, organizamos un photocall al que vinieron muchas deportistas, muchas periodistas,muchas gestoras y sobre todo muchas amigas y amigos que no quisieron perderse el momento. La alegría tiene que ver también con la seriedad del momento que estamos viviendo en este país. Seguimos sin una ley, y parece que a este paso de legislatura, seguiremos sin ella. Los partidos políticos que tienen poder de ejecución están parapetados en los escándalos de corrupción que campan a sus anchas por todos los juzgados.

Así nos va. El momento Villar sigue copando titulares y continúa la procesión de escándalos federativos y dineros públicos que nos limitan en el ejercicio de nuestras carreras deportivas. Viendo la película, muchos de los diálogos, de los comentarios de los productores siguen estando, desafortunadamente, vigentes en el día de hoy.

Volvemos a agradecer a la 20th Century Fox que haya tomado una historia de una mujer deportista que nos ayudó a cambiar el curso de la igualdad. Billy Jean King tuvo el valor, las agallas y la osadía de enfrentarse al matrix y cambiar la raíz del problema. Salió del parapeto institucional copado por el hombre blanco para formar sus propio circuito de tenistas profesionales donde todas las deportistas cobraban lo mismo.  La batalla de los sexos, nos cuenta nuestra historia. Esa que tenemos oculta y que apenas nadie conoce. Por eso es importante sacar a la luz la historia de quienes somos y porqué estamos aquí.

Hoy seguimos contando con la WTA. La Woman Tennis Assotiation como un referente de igualdad dentro del deporte.  Es de los pocos deportes donde la mujer cobra en sus torneos más importante lo mismo que los hombres. Y aunque algunos nos sigan tratando de convencer que las mujeres no tenemos audiencia, seguimos pensando que están equivocados. Nos falta el espíritu de lucha en común. Nos sigue faltando el liderazgo y el equipo en la pelea por la igualdad. Nos falta un poco más de creer en que esta batalla por la igualdad no la vamos a poder ganar solas.

El deporte y la igualdad sigue siendo la batalla pendiente. Como la Ley del deporte. O la de la igualdad. O la brecha salarial. Según los últimos informes que circulan por Davos, parece que la igualdad llegará dentro de unos 150 años. Y así será, o como nos lo fían tan largo, ¿será una estrategia para dejar de pelear? Debemos revelarnos. Debemos hacerlo y poner sobre la mesa la discriminación constante que vivimos en la vida y en el deporte. Quizá nosotras mismas deberíamos de empezar de hacer el ejercicio de mirar a nuestro alrededor y ver. Tomar conciencia de cómo es nuestra vida y cçomo sería si no fuésemos nosotras mismas. ¿Y si fuésemos como los hombres? Con las mismas oportunidades y salarios. Y la misma capacidad en la toma de decisiones que afectan a nuestras vidas.

Necesitamos ganar este partido y todos los que vengan.. Y no podemos hacerlo solas. Sólo un dólar para cambiar la historia del tenis femenino. Una historia que nos fué contada muchos años después. Ahora ya lo sabemos. Y no hacer nada nos convierte en cómplices. Tienes que hacer algo y lo sabes. Pelea juntas. Por ti y por todas. Pelea. Tenemos pelota de partido.