Quizá es hora de ir anunciando que necesitamos alguien competente que sea capaz de poner el deporte femenino a la altura que merece. Y eso es, más o menos, equiparar al  masculino. Parece que la identidad deportiva y la Marca España no consigue equiparar géneros ni otros deportes. No sólo las deportistas, que apenas han variado el número de licencias. Estamos hablando de los equipos técnicos. Seguimos con una abrumadora mayoria de personal masculino. Casi la totalidad de las miles de personas que trabajan en el deporte en este país, si, siguen siendo hombres. Nuestra pobreza visual deportiva es escasa. La equiparación de la igualdad no es una prioridad del gobierno.

El objetivo número 5 no va con ellos.

Desafortunadamente, las políticas del gobierno durante estos seis años no han hecho sino poner en manifiesto la absoluta ineficaciad de aumentar el número de mujeres en el deporte profesional. Apenas llegamos al 20% de las licencias federativas. Ellos, siguen con una hegemonía del 80%. Queremos igualdad no un presidente que nos diga que #nonosmetamosenesto

Nos metemos y de lleno para poner de manifiesto y después de la fiscalización de las cuentas del deporte español, no podemos seguir siendo espectadoras. Se están moviendo muchas sillas. Unos dicen que el director general de deportes del Consejo Superior de Deportes, Jaime González Castaño ya ha fichado por Iberdrola y que nos vuelve a dejar huérfanas y sin rumbo.

No es que queramos hablar de sillones y puertas giratorias, pero desde que en Europa cuestionan seriamente las políticas energéticas y sobre todo las que puso el señor Soria en calidad de ministro, donde las subidas de la luz están ligadas a pagar a Florentino Perez unos millones por el Castor… No se, o todo está conectado o el gato se ha enredado con la madeja. Está el pinkwhashing y será el energy washing la nueva ventana?

Pero tirando y tirando del hilo, y viendo que los dineros que invierte Iberdrola no llegan más que para pagar algo que corresponde a los clubes y al Consejo Superior de Deportes como órgano regulador. Que la prima de la ganar la liga sea de 53 euros, mientras que cualquier jugador masculino gana 150 por una convocatoria en tercera, ya está bien.

Volvemos a revisar la nueva apuesta del CSD para “ayudar”  a los y las deportistas de alto nivel. Según sus propios datos, unos 4.000. ( y pasa ser DAN tienes que estar entre los 8 mejores del mundo, según Jesús Mardarás, Secretario General de Promoción e innovación deportiva del CSD 300 ADO con sus becas y 6000 deportistas entrenando en los CAR.

Y claro, no tienen dinero para todos ellos.( para mantenimiento de equipo técnico e instalaciones si deben de tener dinero)  No son rentables (?) y deben abrirse al patrocinio, crear su propia marca y venderse al mejor postor. La responsabilidad recae ahora en la persona del deportista. Necesitas tener además de marca, dinámicas competitivas de marketing.

Aquí tenemos que señalar algunas cosas.

En primer lugar, el deporte, como la cultura y la educación, que forman el mismo ministerio, no necesitan ser rentables. Necesitan ser los valores ( palabra muy manida y poco definida) de una sociedad. Necesitamos invertir en educación y tener una ciudadanía con capacidad de pensar, criticar, cuestionar y desarrollar mejoras en todos los ámbitos sociales. Necesitamos una sociedad que no robe. Que no mienta ni use las instituciones ni el dinero público para su enriquecimiento personal o de una parte de la sociedad. Necesitamos educación, de la buena. Y continua.

Necesitamos la cultura. El arte. La música.El teatro y el cine. La literatura y la poesía. El baile y todas las expresiones artísticas que demuestran nuestra capacidad para ser, pensar, crear y transgredir nuestras emociones y pensamientos. Qué nos hace más humanos que nuestra reflexión contra nosotros mismos ante el arte.

Y el deporte. Ese reflejo de estructura social. Ese altavoz que se quema en la antorcha. Esos valores de superación, trabajo en equipo y pertenencia a.

Estos epígrafes ministeriales, son el impacto de nuestra sociedad. No necesariamente necesitan ser rentables. Deben ser y proporcionar una variedad y fortaleza social. Y estamos invirtiendo ya mucho dinero para que así sea.

Ayer estuvimos en el Consejo Superior de Deportes, escuchando las propuestas de una nueva idea, el foro para deportistas de alto nivel, FIDAN.

FIDAN plantea ser un foro abierto y “gratuito” que se pagará con el dinero de los patrocinadores. Pretende ser un camino para acercar la empresa al deporte. Claro eso es, después de cargarse, ESPAÑA COMPITE. Donde el dinero de la empresa o de la familia ( soportes reales de cada uno de los deportistas de este país) iba integra y directamente al deportista. Hoy pasa a través de la Fundación Deporte Joven, y de ahí a la evaluación de un comité indeterminado de CSD y vuelve para que te ingresen el dinero que habías pedido para poder pagar los billetes e ir a una competición. Y luego, mandame las facturas.

Volvemos a exigirles a las deportistas que sean conscientes y ejemplares, para poder ser un mercado. Esa marca personal que supuestamente nos va a dar el dinero que el tejido deportivo, no es capaz de darnos. Será por que las federaciones no publican dónde y cómo distribuyen en dinero público y la mitad están intervidas, o cuando incluso la fiscalización de CSD revela la pésima gestión de lo público deportivo.

Ahora muchos de los hombres ( porque parece que no hay mujeres) nos van a salvar de nuestras miserias deportivas.

  • No se pueden tener opiniones políticas.
  • Tienes que cuidar tu imagen personal, porque vas a ser asociado a los valores de una empresa, que querrá pagar poco y sacarte el máximo. Además de lo que se lleven las empresas intermediarias.
  • Estarás haciendo tweets de bebidas y de camisetas o gafas pensando en que algún día cobres 3000 euros por un tweet, pero para eso tendrás que tener unos 50.000 seguidores.
  • Mientras, la televisión pública y la radio pública que pagamos con nuestros impuestos, van a seguir patrocinando y dando visibilidad a los futbolistas masculinos. Seguimos pagando la publicidad a Florentino y no nos descuenta ni un duro del Castor, que también lo pagamos todas.

Cuenta cuántos tweets tienes que hacer para poder llegar a la misma cobertura mediática de cualquier jugador del Real Madrid. Primetime en tres horarios, más radio, más programas para hablar de ellos. Todo eso con tus impuestos y los míos.

Mientras tanto, si tu consigues un patrocinador por tu cuenta, como has hecho hasta ahora, la federación de turno, no te dejará sacar el logo por que va contra su política y ellos no se llevan nada. Además, tendrás que contratar a una persona que te lleve la comunicación, porque el dinero que le damos, con nuestros impuestos, a las federaciones para eso, pues se lo gastan en otra cosa. Y ahora, recae sobre ti como deportista. ¿Será que las federaciones ya no sirven y acabaremos con ellas y con los agujeros negros y las deudas infinitas que tienen?

Volvemos a pagar por un servicio y además, como si fuera Airbnb, se llena de intermediarios que quieren cobrar por su trabajo (obvio) Hay una terrible falacia en etiquetar al deportista como PROFESIONAL LIBERAL.

No lo es porque depende de una Federación. O de la suerte de caerle bien a tu Presidente para poder competir. Dejaremos de darle dinero a las Federaciones y consideramos a los y las deportistas microempresas que no pueden gestionar con total libertad.

¿Dependerá del número de tweets? A CR le fue bien hasta para entrar en los juzgados en un coche con las lunas tintadas. Claro que se puede pagar al bufete de Montoro. Ex, perdón. Todo queda en casa.

Lo dicho. Si saben de alguien que tenga interés de verdad en colocar a la mitad de la población donde nos corresponde, pues que nos mande el cv. Porque si solo buscan rentabilidad y visibilidad, ya saben quien se va a llevar el pastel.